Bodas de plata en la élite nacional

  • El Cajasol cumplirá 25 años consecutivos en la ACB.

Comentarios 7

El próximo mes cumplirá 26 años el Cajasol desde el germen auspiciado por Miguel Ángel Pino, entonces presidente de la Diputación, y la campaña venidera el club estará de festejo también al enlazar su vigésima quinta temporada consecutiva en la élite del baloncesto nacional, sin fallar un solo curso en este tiempo.

No es fácil mantener en el primer nivel un proyecto durante un cuarto de siglo. De hecho, no son muchos los equipos que llevan más tiempo en la Liga ACB de manera consecutiva. En total, media docena de clubes están en la lista por delante de los hispalenses. Real Madrid, Barcelona, Joventut, Estudiantes, Baskonia y Unicaja forman el ramillete de conjuntos que han ligado más de 25 cursos seguidos en la cima del baloncesto patrio, con la salvedad de que los colegiales debieron bajar la pasada campaña, según los resultados deportivos, pero luego se mantuvieron por los problemas económicos de otros.

Hay clásicos de la Liga como el Valencia, que descendió a la EBA en la 94-95, el Gran Canaria, que subió en esa temporada a la ACB, y el extinto Fórum Valladolid, hoy Blancos de Rueda, que recientemente cayó al pozo de la LEB Oro, con menos presencia consecutiva en la máxima competición nacional que el Cajasol.

El club sevillano, por tanto, es uno de los señeros de la ACB y, pese a los mil rumores acerca de su desaparición o venta, seguirá al pie del cañón un año más después de certificar su permanencia en Pucela, aun perdiendo, en una campaña complicada por la reducción de presupuesto y por la decidida apuesta por los jóvenes para garantizar el futuro de la entidad en esta honda crisis que seguirá afectando en forma de presupuesto a los hispalenses.

Los cajistas han vivido en el alambre deportivo unas cuantas veces, aunque siempre han logrado salvar la categoría para ir sumando muescas en su trayectoria en la élite. También ha habido muchos buenos momentos desde aquel ascenso ante el Syrius Patronato balear en la 88-89.

Los 90 fueron la década dorada del Caja San Fernando. Los sevillanos, de la mano de Aleksandr Petrovic en el banquillo, lograron el subcampeonato liguero de la temporada 95-96. Tres años después resultó aún mayor el éxito al acceder a la final de la Copa del Rey y a la final de la ACB, cayendo en ambas. Javier Imbroda dirigía la nave.

Por último, el subcampeonato de la Eurocup logrado hace dos años en Treviso fue otro de los hitos del histórico Cajasol.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios