Brisas, marejadas y ventiscas

  • Transcurrido un cuarto de la competición la irrupción del Atlético en lo alto de la clasificación es un soplo de aire nuevo para la Liga · El Athletic sigue en caída y la relación árbitros-técnicos se encrespa cada vez más

Un cuarto del campeonato (casi) es bagaje suficiente ya para hacerse una idea de lo que le espera a la Liga de aquí al final. Hay cosas que no cambian, que se repiten cual déjà vu temporada tras temporada hasta el punto de cansar, de no ser noticia, como ver al Barcelona en lo más alto de la clasificación y las marcas que año tras año bate un Messi al que no se le ve techo. Pero hay cosas nuevas; soplos de aire fresco en la Liga que dan vidilla a un torneo que tiene dueño desde antes de empezar (Barcelona o Real Madrid) y convirtiéndose en la salsa que adereza una comida manida ya.

El Atlético de Madrid, más que un soplo, comienza a ser una brisa de la mano de Falcao y Simeone y puede superar el próximo sábado, si gana en Valencia, su mejor inicio histórico. Colíder junto al Barcelona (ambos son los únicos invictos con 25 puntos) el equipo rojiblanco iguala ahora el arranque de la temporada del doblete en 1995-1996, cuando ganó la Liga y la Copa del Rey. Entonces también alcanzó la novena jornada con 25 puntos, aunque en aquel curso presentaba mejor diferencia de goles. Esa campaña dirigía al conjunto madrileño el serbio Radomir Antic y Simeone era su extensión en el campo, como ahora lo es el delantero colombiano. Entonces arrancó con ocho victorias y un empate, igual que ahora, pero cedió dos puntos en la décima jornada empatando en casa contra el Mérida (1-1).

También cambia la dinámica del Athletic, aunque con la cara opuesta. Finalista la campaña pasada de la Copa del Rey y de la Liga Europa, los leones de Bielsa no rugen ya tan fuerte. La pérdida de sus dos líderes -la convulsa marcha de Javi Martínez al Bayern Múnich y el castigo a Llorente- está haciendo más mella de la esperada a los vizcaínos, que coquetean con los puestos de descenso sin que se atisbe una reacción en un vestuario que parece dividido por las continuas filtraciones. Marejada, fuerte marejada que azota a San Mamés y que amenaza con arrastrar a alguien si la situación no cambia.

Mejor, de cara, sopla el viento para el Zaragoza, el Levante y el Betis. Los maños, con 12 puntos en su casillero, ya han sumado los mismos puntos que en toda la primera vuelta de la temporada anterior. Quedan 10 partidos para que los de Manuel Jiménez mejoren lo realizado en la 2011-2012, siempre que no caigan en el pozo del que tanto le costó salir al conjunto de Pepe Mel el año pasado, cuando enlazaron 10 partidos sin ganar. Los verdiblancos no se acuerdan ya de ese bache y se encuentran en puestos europeos, como el Levante, que suma también 16 puntos evidenciando que los 23 que acumulaba a estas alturas el año pasado no eran fruto de la casualidad.

Pero no siempre el viento sopla a gusto de todos. A veces, como una inesperada ventisca, molesta, casi igual que un árbitro. Semana tras semana están en el ojo del huracán. No es que esto sea algo novedoso errores tienen, han tenido y tendrán. Ahora los colegiados son noticia por la "dictadura" que han implantado en el fútbol español según Paco Jémez, entrenador del Rayo y el último técnico expulsado. Y ya van ocho en apenas nueve jornadas, una cifra a la que se llegó el curso anterior en la jornada 30. El nombre de Jémez se une a la lista de los preparadores que han sido expulsados: Tito Vilanova, Manuel Jiménez, Míchel, Djukic, Pochettino, Pellegrino y Paco Herrera completan la lista. Hasta el momento, el Comité de Competición los sancionó siempre con dos encuentros, siendo éste el castigo más leve, aunque el artículo contempla hasta un mes de sanción. Prohibido protestar desde la banda ni hacer aspavientos. La consigna está clara, aunque habrá que esperar si la directriz se aplicará a todos por igual.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios