Baloncesto

El Cajasol cae ante el ASK Riga en su regreso a Europa (83-69)

  • Una discreta segunda mitad certificó la derrota del Cajasol, que le obliga a remontar en la vuelta 14 puntos para disputar la Eurocopa.

Comentarios 1

Una discreta segunda mitad certificó la derrota del Cajasol en la pista del ASK Riga (83-69) y le obliga a remontar en la vuelta 14 puntos para disputar la Eurocopa.

El buen partido de Ignerski (12 puntos y 6 rebotes) y Carter (15 y 7) no fue suficiente para plantarle cara a un ASK Riga capitaneado por Sundov y Marsh (autores de 21 y 19 puntos respectivamente).

El cuadro letón salió más enchufado (12-5, minuto 4), gracias sobre todo a los puntos de Bruno Sandov. Ni siquiera las dos tempraneras faltas cometidas por el ex ACB metió a los de Manel Comas en el pleito porque otro viejo conocido, Corey Brewer, tomaba el relevo anotador del altísimo pivot. Sólo el buen hacer de Warren Carter en ambas zonas y un par de triples de Ellis mantenían las esperanzas de victoria de los visitantes a la conclusión del primer acto (27-20).

El Cajasol aprovechó varios ataques fallidos del ASK Riga para estrechar el marcador (27-24, minuto 13). Sin embargo, un par de buenas acciones de Valters devolvía la iniciativa a los suyos pese a la mejoría evidente en el juego de los inquilinos del pabellón de San Pablo (32-24, minuto 15).

Si en el primer acto Carter había acudido al rescate sevillano, en el segundo era el polaco Ignerski el que enarbolaba la bandera de la resistencia de un equipo que alcanzaba el ecuador del choque con el marcador igualado (41-41).

Las tres faltas al descanso de Sundov y Valters, los mejores en los locales hasta el momento, una vía a explotar para que la victoria volara hacia la capital hispalense a la finalización del tiempo reglamentario.

En la reanudación, Ilic ponía por delante a Cajasol (42-43, minuto 22), pero los letones rápidamente, con un parcial de 9-0 tomaban el mando. De nuevo era Sundov el mejor argumento de un conjunto que veía como Aleksic también veía el aro rival con suma facilidad (51-43).

Para evitar males mayores, Manel Comas solicitó un tiempo muerto que acabara con la sequía anotadora de sus hombres. El parón tuvo los efectos que buscaba el catalán, llegándose a los definitivos 10 minutos con un ilusionante 61-55.

Ya en el postrer cuarto, los letones alcanzaron los diez puntos de ventaja (68-58, minuto 32) y aunque el Cajasol lo intentaba todo no tenía argumentos para reducir la renta local a cinco minutos para la conclusión (75-65).

El mayor acierto de los bálticos les permitió lograr un resultado que complica mucho las cosas a los hispalenses de cara al encuentro a disputar dentro de unos días a orillas del Guadalquivir. Catorce puntos, una distancia que complica a los de Comas su participación en la Eurocopa.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios