Baloncesto

El Cajasol reducirá su aforo, pero lo hará más acogedor

  • El pabellón San Pablo eliminará las zonas de las curvas reduciendo el graderío en unas 1.400 localidades.

Comentarios 2

El pabellón del Cajasol eliminará para la próxima temporada las curvas con el objetivo de buscar "un aforo más reducido, pero también más acogedor", según anunció este viernes el director de márketing de la entidad sevillana, Jesús Llano, durante la presentación de la campaña de abonados para la próxima temporada, que se inicia bajo el lema "El baloncesto vive en Sevilla".

Más concretamente, con esta novedosa medida el aforo del pabellón San Pablo pasará de tener 7.626 espectadores a 6.200. "Nos costaba llenarlas. En la mayoría de los partidos se van a eliminar para darle un uso más publicitario o institucional", concretó.

Asimismo, el propio mandatario hispalense reseñó los precios de los abonos, que oscilan entre los 54 y 326 euros, y comentó que "son bajos comparados con otros equipos de la Liga ACB".

"No queremos poner una cifra de abonados, nosotros queremos crecer. Esperamos que el número de fieles que siempre van a los partidos aumenten y, además, siga en aumento las próximas temporadas", espetó. Llano estuvo acompañado durante la presentación de la campaña del jugador Andrés Miso y del gerente del club verdinegro, José Luis Mateo, el cual lanzó una invitación a los abonados de la entidad, a los no aficionados y a los amantes del deporte de la canasta para que "vean al Cajasol como su equipo y tengan la posibilidad de disfrutar del baloncesto de alto nivel" en la capital andaluza.

"Queremos transmitir que Sevilla es una ciudad cada vez más ligada al baloncesto, por su pasado y por su presente y, sobre todo, por los 20 años ACB consecutivos que, a través del Cajasol, ha convertido a Sevilla en una de las ciudades más consolidadas y emblemáticas dentro del basket español", concluyó Mateo.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios