Calloway se llevó el pulso con Jeter a última hora

  • El viernes se puso a tiro el ex de la Cibona y el club ejecutó la cláusula y anuló la otra operación

Comentarios 1

Pasmado y boquiabierto se quedaría Pooh Jeter cuando le comunicaran que su nuevo trabajo no iba a ser en Sevilla. El base estadounidense creía que acabaría en San Pablo al no ejecutar la cláusula que le permitía hasta el 31 de julio romper el trato con el Cajasol por si aparecía la ocasión de competir en la NBA. Sin embargo, él exigió dicho requisito y el conjunto hispalense se reservó el mismo derecho para cancelar el acuerdo, sin coste alguno, en el caso de que le surgiera algo mejor antes del pasado viernes.

Y así ocurrió. El mismo día que expiraba el plazo fijado entre Jeter y el Cajasol, emergió de nuevo la figura de Earl Calloway. El ex jugador de la Cibona era el hombre deseado por Joan Plaza para la posición de base, pero el estadounidense arrastraba dos problemas que provocaron que el Cajasol se fijara en Jeter e incluso sellara con él un acuerdo: uno, que la Cibona pedía dinero cuando no contaba con él; dos, que había dos agentes por medio que decían representarlo.

Horas antes de que el menudo ex jugador del Menorca fuera oficialmente cajista, Calloway lo apartó del camino al resolverse el conflicto. El club sevillano anunció ayer su nombre como nueva incorporación.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios