Calma relativa con Fazio

  • El Sevilla espera poder retener a uno de sus pilares pese a que su cláusula de 10 millones es una invitación a las ofertas. El futbolista está muy arraigado y no tiene idea de moverse.

Comentarios 1

Al séptimo año, triunfó. De un modo rotundo, Federico Fazio por fin ha encontrado el reconocimiento general en el Sevilla, donde ha cuajado una soberbia campaña, habiendo jugado hasta 41 partidos oficiales, 27 de Liga y 13 de UEFA Europe League, además de uno de Copa del Rey, y habiendo marcado tres goles, dos en el torneo nacional y uno en el europeo. Se puede afirmar, sin margen de error, que el central argentino, a sus 27 años, ha cuajado la mejor campaña desde que debutase de la mano de Juande Ramos al final del curso 2006-2007, poco antes de contribuir a la consecución de la Supercopa de España en el Bernabéu. Este curso lo ha terminado como empezó aquel lejano ya 07-08, levantando un título, pero además como líder de la zaga.

Sin embargo, todo tiene una contraprestación en el fútbol y su gran temporada invita a que muchos clubes se fijen en él, sobre todo porque el verano pasado, después de un curso algo irregular, el Sevilla le renovó el contrato, por cinco temporadas, y le bajó su cláusula de rescisión hasta los 10 millones de euros. Entonces, los dirigentes sevillistas se congratularon de haber realizado el mejor fichaje estival con su renovación. Ahora, sólo un año después, es más difícil que vuelva a haber una renovación de su contrato, entre otras cosas porque ésta sería muy al alza. Y en esto estriba el relativo temor que hay en Nervión, que el futbolista argentino, segundo capitán del equipo tras Rakitic, sea otro de los futbolistas que mantenga su continuidad en vilo debido a su gran rendimiento y a lo atractivo de sus condiciones económicas.

Por ahora no ha habido muchos movimientos al respecto. Ya a mitad de curso comenzó a especularse por parte de la prensa barcelonesa con la posibilidad de que el Barça pusiera los ojos en Fazio. Sin embargo, por ahora, todo ha sido un rumor muy, muy tibio. De hecho, el entorno del futbolista asegura que en ningún momento se ha producido ningún tipo de acercamiento o tanteo por parte de los responsables técnicos del club azulgrana. Fazio, no obstante, tiene mercado, como demuestra el hecho de que el invierno pasado, el club blanquirrojo recibiera una suculenta oferta de unos siete millones por él del Zenit de San Petersburgo. Entonces, el jugador desechó la posibilidad de recalar en el campeonato ruso, y aquello produjo incluso algo de malestar en las más altas instancias sevillistas, que en enero de 2013 necesitaban efectivo para hacer frente al pago de los atrasos de parte de las fichas de los jugadores. Aún no se habían producido las grandes ventas del verano y el Sevilla necesitaba liquidez. Aquello no cuajó, aunque otro gallo hubiese cantado si esa misma oferta hubiera procedido de Italia o Inglaterra. Precisamente éste es el temor que existe ahora en el club, que el jugador maneje tanteos de estas dos ligas que sí son bastante atractivas para él.

Sin embargo, de momento, el mercado está tranquilo y el futbolista, además, está muy asentado y muy arraigado en el Sevilla y en Sevilla, incluso sentimentalmente. Ésta es la calma relativa que existe en Nervión al respecto, que quiere construir el nuevo equipo sobre una base sólida en la que Fazio, junto con Carriço y Pareja, debe conformar la estructura del núcleo defensivo.

De todo esto tiene pendiente hablar el Sevilla con sus representantes. El influyente agente argentino Eduardo Gamarnik es quien lleva sus asuntos, aunque en colaboración con Youfirst Sports, cuyo principal representante, Álvaro Torres, tiene un gran relación con Monchi, con quien espera poder sentarse a hablar los próximos días sobre este tema, entre otros. De momento, no hay movimientos reseñables, ni de ofertas ni de renovación, pero el verano ni ha empezado todavía y todo se puede dar.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios