Cambios en el once para frenar el juego de Osasuna

  • El técnico recompondrá su alineación con la idea de detener la sangría de la zona defensiva

Hasta el mismo Pepe Mel resaltó ayer que el Betis saltará al césped por vez primera en función de las cualidades de su rival, algo que también provocará cambios en el once inicial. "Ni ganamos ni empatamos, porque están prevaleciendo las cosas que hacemos mal sobre las que sí salen bien. Como máximo responsable tengo que cambiar ya que el culpable soy yo", admitió el preparador verdiblanco.

El técnico ha ensayado con diferentes formas de juego durante los dos días que ha trabajado a puerta cerrada, con la intención de frenar la sangría defensiva que tantos puntos le está costando al equipo. "Más allá del once inicial se han trabajado diferentes cosas y cambiaré lo que crea necesario. Tenemos las que ya nos sabemos de memoria y otras opciones para diferentes momentos", comentó Mel, quien ya probó una fórmula diferente ante el Espanyol a la que no dio continuidad por el mal resultado obtenido: "Aquello no nos vale, porque no salimos cómodos. Esa forma de jugar quedó desterrada, no queda otra. Sabiendo las cualidades del rival puedo decir que por vez primera nos va a condicionar, porque vamos a tratar de mermarlas. A ellos les gustan las transiciones rápidas, llegar al área con pocos toques, aprovechan bien las segundas y terceras jugadas... Son cosas que tenemos que mejorar".

Mel ha ensayado tanto con un equipo con bandas como un cambio radical de sistema donde colocaría tres centrales. "Ojalá el gobierno de España fuera tan transparente como el Betis. Hacemos cosas para que no se entere nadie y el rival ya las conoce cuando ni hemos salido de la ducha. Esto también es algo que deberá cambiar en el futuro", señaló molesto Mel, quien también se refirió al posible banquillazo de Rubén Castro, titular indiscutible tanto la pasada temporada como en lo que llevamos de éste cuando ha estado disponible: "A Rubén Castro lo firmé yo, aposté por él, lleva cuatro años seguidos conmigo. Nadie quiere y conoce mejor a Rubén que yo. Es importantísimo para cualquier club si está al 100%, pero en la situación en la que está el equipo hay que tomar decisiones pensando en muchas cosas. Ojalá salga bien y jueguen los que jueguen, ganen".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios