Camerún deja al anfitrión sin su final

  • Los 'Leones Indomables' eliminan a Ghana y jugarán ante Egipto, vigente campeona, que sorprendió a Costa de Marfil

Un gol de Nkong tras un pase de Eto'o, dio a Camerún la victoria sobre Ghana y la clasificación a la final, donde por primera vez en las últimas tres ediciones no estará el conjunto anfitrión. Jugarán el domingo por el título ante Egipto, que sorprendió a Costa de Marfil (4-1).

Ghana no podrá seguir la estela de Túnez y Egipto, que aprovecharon su condición de anfitriones para adjudicarse el título de campeón continental. En el encuentro decisivo, las Estrellas Negras no pudieron con la selección encabezada por el delantero del Barcelona Samuel Eto'o, que contaron con la oportuna aparición de Nkong, héroe por accidente.

El delantero, un trotamundos que también pasó por Las Palmas y el Nacional de Montevideo, entre otros, entró en el campo en el minuto 62, en lugar de Joseph Desiree-Job, y nueve minutos después fabricó con Eto'o la jugada decisiva del partido, un contragolpe que culminó con un disparo cruzado que superó a Richard Kingston.

Hasta entonces, Ghana había jugado mejor, con Michael Essien como central para tapar la ausencia del capitán Mensah, pero Camerún había creado la mejor ocasión, con un potente golpe franco que Geremi envió a la cruceta desde más de 20 metros.

La selección camerunesa aprovechó mejor sus ocasiones, marcó por medio de Nkong y, luego, supo jugar con los nervios de sus rivales, que aun así pudieron empatar con un remate de cabeza de Junior Agogo y no supieron aprovechar su ventaja numérica en los cuatro minutos de prolongación, después de que Andre Bikey se ganase una increíble expulsión por empujar a un miembro del cuerpo médico que atendía a un jugador.

La segunda semifinal, que enfrentó a los últimos finalistas de una Copa de África, deparó el mejor partido del campeonato. Egipto y Costa de Marfil ofrecieron un encuentro sin cuartel, con un ritmo altísimo. Los norteafricanos volvieron a superar a los de naranja, pero esta vez no necesitaron de la tanda de penaltis, como hace dos años en el pulso definitivo por el título. Egipto dio un curso de efectividad en el remate y tumbó a la tropa de Drogba con una gran actuación de su delantero Zaky, autor de dos goles.

Antes, en la primera parte, a los egipcios les sonrió la fortuna en el saque de una falta por parte de Fathy que se coló en la portería de Costa de Marfil tras rebotar en un defensor. Era el minuto 12, y el gol sirvió para que el partido se desbocara. Costa de Marfil atacó mucho y bien, impulsado por Keita, pero al descanso se llegó con el 1-0.

En la segunda parte se acentuó el acoso de Costa de Marfil, que pagó su debilidad defensiva. Zaky cabeceó a la red un córner en el minuto 62, Keita recortó la ventaja un minuto después de potente disparo desde fuera del área, pero el propio Zaky resolvió poco después con un tiro raso y cruzado. Corría el minuto 67, y Costa de Marfil se terminó de descomponer. Terika selló la goleada del vigente campeón en el minuto 91.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios