Casillas/De Gea: El dilema busca solución

  • Del Bosque tendrá que resolver la principal incógnita de la selección: quién será el portero titular en Francia.

Comentarios 3

Ahora sí que comenzó la cuenta atrás para la decisión más esperada del seleccionador español, Vicente del Bosque, quien probablemente mantendrá hasta el final la incógnita sobre si dejará a Iker Casillas como guardameta en la Eurocopa o apostará definitivamente por la renovación con David de Gea. La expedición española llegó en la noche del miércoles a la Isla de Ré, su lugar de concentración para el torneo de Francia, y a partir de ahora la prensa examinará cada entrenamiento previo a su debut, el lunes ante la República Checa, para obtener pistas sobre la portería.

Del Bosque está visiblemente cansado por un debate largo. El asunto sobre el cancerbero lleva latente desde antes incluso del pasado Mundial de Brasil, donde los españoles, defensores del título, cayeron en la fase de grupos. Casillas fue entonces el titular, aunque su rendimiento tampoco contribuyó a apaciguar el debate. En aquel torneo, De Gea se lesionó durante la concentración de la selección española y Víctor Valdés no fue convocado al tener rotos los ligamentos. No había discusión posible.

Ahora es diferente, con De Gea metido de lleno en el pulso. "No tengo por qué tomar la decisión ahora", dijo el seleccionador español el lunes cuando le volvieron a preguntar por ello, justo en la previa del amistoso ante Georgia. Finalmente jugó De Gea en lo que probablemente fue el indicio más concreto obtenido hasta ahora: durante toda la etapa de Del Bosque al frente de la selección, el meta titular del último encuentro de preparación también lo fue en el torneo disputado, ya fuera Mundial o Eurocopa. Pero también es cierto que Casillas fue el titular durante la fase de clasificación para la Eurocopa.

Fiel a su costumbre, es fácil de imaginar que Del Bosque no resolverá la duda -de los aficionados, no suya- hasta el mismo momento en el que aparezcan las alineaciones oficiales del partido ante la República Checa. En estos momentos, De Gea es el gran favorito para las apuestas, pero relevar a Casillas, 167 veces internacional, no es algo sencillo.

El portero del Manchester United, de 25 años, cumplió una buena temporada en lo personal, pero no en lo colectivo. El equipo inglés no consiguió entrar en la Liga de Campeones, aunque De Gea completó unas excelentes estadísticas al recibir apenas 32 goles en los 49 encuentros disputados durante la temporada. Y eso que tuvo un comienzo de campaña casi surrealista. A las 23:59 del 31 de agosto era futbolista del Real Madrid. Un minuto después la operación se abortó por un insólito problema burocrático que dejó al español en Manchester y mantuvo al costarricense Keylor Navas en el conjunto blanco.

Durante ese inicio de temporada, De Gea tuvo que soportar reproches de sus aficionados. Pero, como suele suceder, el propio peso de los partidos fue aplastante y su gran rendimiento propició el cambio de la censura por el elogio. La Eurocopa exigirá de De Gea un supremo grado de abstracción del ruido que escuchará a su alrededor. El imprevisible José Mourinho será su nuevo entrenador en el United mientras la prensa española especula con un renovado interés del Real Madrid por contratarlo. Con eso tendrá que convivir durante su estancia en Francia.

Por su parte, Casillas vivirá a sus 35 años su último torneo con la selección española porque probablemente anuncie su despedida al finalizar el mismo. Tras toda una vida y ganarlo todo con el Real Madrid, abandonó la casa blanca el pasado año huyendo de un conflicto interno que duraba desde los tiempos de Mourinho y que provocó una fuerte división entre la afición blanca. Fichó por el Oporto y obtuvo paz en lo personal, aunque no en lo colectivo. El Oporto cumplió una mala temporada al quedar tercero en la liga portuguesa, muy lejos de Benfica y Sporting de Lisboa. Casillas recibió 28 goles en 32 partidos de liga y en España los medios con desafecto hacia el veterano capitán de la selección se encargaron de destacar cada error suyo, no tanto los aciertos.

Antes de la Eurocopa, Casillas habló con Del Bosque y, según éste mismo desveló, mostró su disposición a acudir al torneo de Francia "incluso como suplente", agregando que ayudaría "en todo lo posible" a la selección, incluso desde el banquillo. "Iker es un jugador singular, lleva en la selección tantos años que es historia viva de este deporte. Da ejemplo perfectamente de lo que es el futbolista español en esta época, siempre con buena conducta de jugador y que representa el éxito de estos años", explicó Del Bosque, descartando cualquier posibilidad de rebelión.

Ahora el seleccionador está ante una de las decisiones más complejas de su carrera en el cargo y el elegido sabrá que sus manos deberán soportar la máxima presión. Tendrá millones de ojos sobre él y el peso de sostener la portería del defensor del título.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios