Castro pide prudencia y humildad

  • El presidente del Sevilla se mostró cauto a pesar del resultado favorable de la ida

El presidente del Sevilla, José Castro, vivió una jornada intensa en el real de la Feria acompañado por la plantilla del Sevilla Atlético, tras celebrarse la comida de hermandad del filial, y atendió de caseta en caseta a los medios de comunicación para debatir sobre la vuelta de la Europa League ante el Athletic Club.

"Son muchas cosas en las que pensar sobre cómo llegar a semifinales, pero lo más importante será la prudencia y el respeto al rival. Mientras el árbitro no pite el final, hay que ser orgullosos y competitivos, pelear y ayudar a los nuestros", advirtió el máximo dirigente sevillista, quien confía en el apoyo total de la afición a pesar de disputarse el partido en plena semana de Feria. "El estadio estará lleno. La afición va a estar ayudando al equipo, no puede ser de otra forma", vaticinó con orgullo. Y es que ayer prácticamente se vendieron las últimas entradas para el choque europeo.

Un encuentro en el que no estará Éver Banega, del que no paran de surgir rumores sobre su futuro próximo ante la llegada de ofertas masivas y desorbitadas. "Es un jugador importante, pero hay una plantilla bastante amplia y jugadores para suplirlo sin ningún problema", tranquilizó Castro. Sobre una posible salida el próximo verano, el presidente del Sevilla no quiso desvelar mucho más con la excusa de que actualmente lo importante es el partido ante el Athletic. "Nosotros seguimos negociando e intentando que Banega se quede en Sevilla, pero nuestro objetivo principal ahora es cumplir los objetivos y que el jugador continúe con esas ganas, fuerza e implicación que ha demostrado hasta ahora", aclaró sobre el argentino.

También se han generado ciertas incógnitas sobre la continuidad de Unai Emery en el club hispalense, a lo que el propio Castro no ha querido dar mayor importancia, ya que tiene muy claro que continuará en el banquillo. "Estamos muy contentos con él. Es un entrenador muy trabajador que ha entendido la idiosincrasia del Sevilla y que está consiguiendo los objetivos. Cuando alguien están bien y cumple su cometido, hay que intentar que se quede", explicó con total tranquilidad, sobre todo teniendo en cuenta que el propio Emery declaró que no se encuentra en el mercado y que cuenta con un año más de contrato que piensa cumplir.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios