Grupo F · Portugal- Islandia

Cautela en el debut luso

  • Cristiano Ronaldo y compañía no quieren confiarse ante Islandia, 'cenicienta' del torneo, pero que completó una gran fase de clasificación.

La selección portuguesa de Cristiano Ronaldo afronta con cautela su estreno en la Eurocopa ante Islandia, la cenicienta del torneo y al mismo tiempo una de los equipos revelación de la pasada fase de clasificación.

Será, pues, un partido, correspondiente al Grupo F, con trampa. En teoría la selección islandesa aparece como un conjunto muy asequible. Es la primera vez que se clasifica para una fase final de un torneo internacional y representa al estado más pequeño en competición con apenas 323.000 habitantes.

Sin embargo, hay que tener presente que se clasificó de manera brillante tras ganar dos veces a Holanda, en un grupo en el que figuraban también Turquía y la República Checa.

Portugal llega con un equipo formado por una interesante mezcla de veteranos y jóvenes. La columna vertebral está formada por Rui Patricio (28), Pepe (33), Carvalho (38), Bruno Alves (34), João Moutinho (29) y Cristiano Ronaldo (31).

Experiencia a raudales en todas las líneas para dar cobijo en una cita internacional a una generación que empuja fuerte con Renato Sanchez (18), André Gomez (22) y Raphael Guerreiro (22) a la cabeza.

El seleccionador luso, Fernando Santos, tratará encontrar la mezcla perfecta para que su equipo pueda alcanzar los octavos de final sin sobresaltos.

Portugal es la gran favorita del grupo donde además de Islandia, figuran Austria en su segunda aparición en una fase final europea, y Hungría, que no lograba clasificarse para una fase final desde 1986.

La única duda en el combinado de Santos es Quaresma. El delantero del Besiktas se retiró el domingo del entrenamiento con dolores en el muslo derecho. En el caso de que no pueda jugar su puesto en la delantera lo ocuparía Nani.

La otra incógnita, que se resolverá hoy durante el partido será el estado de forma de Cristiano Ronaldo al haber finalizado la temporada con el Real Madrid mermado por pequeñas lesiones.

Aunque no figure entre los grandes favoritos de la competición, el objetivo del conjunto luso es alzarse de una vez por todas con el trofeo de un torneo en el que ha alcanzado una vez la final y otras tres las semifinales.

El objetivo de Islandia es mucho más modesto, simplemente hacer el mejor papel posible en su debut en una fase final y soñar con meterse en octavos, fase a la que pueden acceder hasta tres equipos de cada grupo.

La selección del país volcánico vive un cuento de hadas y sueña con emular la gesta del Leicester en la liga inglesa. Cuenta para ello con unos jugadores que han emigrado y se han asentado en las grandes ligas europeas como Gudmundsson, del Charlton; Bodvarsson, del Kaiserslautern; o Sigthorsson, del Nantes.

El cerebro del equipo es Gylfi Sigursson. Sus once goles con el Swansea la pasada temporada lo avalan. Eso sí, la principal arma de la escuadra islandesa es la defensa, algo que quedó patente en la fase de clasificación al sólo encajar seis goles en diez partidos.

Unas declaraciones del seleccionador islandés, Lars Lagerback, que compartirá banquillo con su próximo sucesor, Heimir Hallgrimsson, sobre Ronaldo y Pepe han añadido picante al choque. Lagerback se lamentó el domingo de la tendencia de algunos jugadores rivales a simular faltas o agresiones y puso como ejemplo a Pepe, "alguien que podría estar en Hollywood", y a Ronaldo, "un gran actor". Palabras que no han alterado lo más mínimo la concentración de los portugueses.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios