Grupo C

La Cenicienta del ex cartero y el suplente famoso

  • Irlanda del Norte desafía a la competición con una hinchada que enamora y un fútbol a base de corazón.

Los once jugadores de Irlanda del Norte corren de aquí para allá. Los alemanes Mesut Özil, Tony Kroos, Mario Götze y Thomas Müller tocan y tocan. Es el seleccionado campeón del mundo en estado puro ante una debutante en la Eurocopa que se defiende como puede.

En la tribuna norte del Parque de los Príncipes, miles y miles de camisetas verdes saltan bajo la lluvia. Lo hacen durante los 90 minutos sin perder el aliento ni con los ataques constantes de Alemania, que gana 1-0. Lo que no saben es que, el martes por la noche, tres horas después, habrán conseguido la clasificación histórica a los octavos de final por la derrota de República Checa ante Turquía. "Es surrealista. Estábamos mirando el partido en el micro, creo que aún no nos damos cuenta de que es un logro fantástico", dijo el técnico norirlandés, Michael O'Neill.

Tras la caída ante Alemania, sus ruidosos simpatizantes volvieron al centro de París en la línea 9 del metro a buscar un bar donde ver el partido República Checa-Turquía que les daría la clasificación como uno de los cuatro mejores terceros de los seis grupos. Irlanda del Norte es, junto con Islandia (que ayer también consiguió su pase histórico)y Albania, la Cenicienta del torneo, con un plantel de combativos futbolistas que no juegan en ninguna liga relevante. Con apenas 1,8 millones de habitantes, cerca de 20.000 están aquí entre la élite de Europa, mientras en 24 horas pueden dejar de ser parte de la Unión Europea si el referéndum en Reino Unido se decide hoy por el famoso Brexit.

El sueño, mientras tanto, continúa de la mano de sus hinchas, que han ganado fama en esta Eurocopa por su creatividad. "Estuvieron increíbles en cada partido. Siempre están de nuestro lado y ojalá podamos seguir y verlos de nuevo", dijo el pasado martes el portero y figura ante Alemania, Michael McGovern, del modesto club escocés Hamilton Academical.

Tras haber dado la nota en Niza, con un 0-1 ante Polonia, y en Lyon, con el 2-0 a Ucrania, el martes los hinchas verdes ocuparon uno de los escenarios centrales del torneo en Francia, el Parque de los Príncipes.

La hinchada norirlandesa enamoró al público con su tema Will Grigg's on fire, dedicado al delantero suplente Will Grigg, goleador del modesto Wigan Athletic, de la segunda división inglesa, que aún no ha jugado ni un minuto en Francia. La canción es una adaptación hecha por el hincha de Wigan Sean Kennedy del tema Freed from desire de la cantante italiana Gala y viajó desde Wigan, en el Gran Manchester, hasta París, donde los seguidores de la selección de Irlanda del Norte la convirtieron en un hit.

Grigg, de 24 años, nació en Inglaterra pero tiene pasaporte norirlandés. Pese a su popularidad, O'Neill aún no le dio minutos, ni en la derrota contra Polonia ni en la victoria contra Ucrania, ni el martes ante Alemania, pero es la musa de la afición norirlandesa y su nombre retumbó en el estadio de París más que el de cualquier campeón del mundo. "Es surrealista escucharla aquí, tan lejos de Wigan", dijo al Daily Mail Grigg, que sueña con jugar unos minutos, ya que Irlanda del Norte seguirá en la competición europea.

El puesto de delantero centro está ocupado por Conor Washington, jugador del Queens Park Rangers inglés que hace cuatro años, en la Eurocopa de 2012, trabajaba part-time como cartero. Entre las reparticiones de correo, Washington jugaba las competiciones amateur FA Vase. "Es una locura pensar que hace cuatro años me levantaba a las cinco de la mañana. Seguramente habré enviado cartas a direcciones incorrectas, algunas parcelas que se perdieron... todo para poder llegar a esos partidos", contó a The Guardian el delantero titular de una de las 16 mejores selecciones de Europa.

La próxima aventura de Irlanda del Norte será el próximo sábado un rival cercano, la selección de País Gales. y nada menos que en el Parque de los Príncipes de París. "Tendremos más oportunidades ante Gales", dijo O'Neill, el guionista de las fantásticas historias de este diminuto país norteño británico.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios