Cerrojazo del Brenes

  • El Abre, incapaz de ganar a un rival que usó todas las artes

Empate a uno entre el segundo y el tercer clasificado del grupo primero de la Primera Regional en un partido donde el Brenes, incomprensiblemente, jugó a amarrar el empate.

El partido comenzó con el Abre volcado en el área rival y, despues de varias ocasiones, Diego, en el minuto 15, adelantó al equipo evangélico en una magnífica pared con Chía, batiendo al portero brenense por bajo. El Abre seguía volcado en el área contraria, fallando claras ocasiones de gol a pies de Fali, Chía y Diego.

El empate llegó en una jugada increíble. El local Cipri despejó un balón que el jugador brenense Marchena lo había atrapado con las dos manos y lo había bajado al césped. El mismo Marchena centró y su compañero Vicente marcó de cabeza. Ni el asistente ni el árbitro vieron las manos clarísimas del jugador del Brenes. Por su parte, el Abre siguió jugando como sabe, llegaba con cierta facilidad al marco rival, pero no llegaba a lograr ese merecido segundo gol.

En la segunda mitad cabe reseñar que el Brenes se dedicó al juego subterráneo: reiteradas pérdida de tiempo y duras entradas sin balón (sufrió ayer dos expulsiones y acumula cinco en los últimos cinco encuentros). Al comprobar que futbolísticamente el Brenes no podía con el Abre, los visitantes rizaron el rizo e incluso se dedicaron a simular lesiones, perdiendo el tiempo necesario para que no se jugara. Como muestra, un botón: hasta en cinco ocasiones hubo necesidad de acudir a las asistencias sanitarias para socorrer al portero brenense. Con todo, el Abre suma 19 jornadas sin perder, continúa tercero empatado con Loreto y Albaida, a 4 puntos del segundo, el Brenes.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios