"Chaparro tiene mucha culpa del cambio del equipo"

  • Capi elogia el trabajo del técnico y no quiere hablar de UEFA antes de ganar al Levante

Comentarios 2

La salvación está a una victoria, pero un jugador de la casa que ha vivido los buenos y los malos momentos con el Betis y que conoce a la perfección la idiosincrasia del club pone la nota de cordura en la entidad. Y lo hace en todos los sentidos.

Y es que Capi no se fía del Levante. Los verdiblancos está un paso de lograr la salvación casi matemática, pero el choque con el cuadro granota no será un paseo. "Quien se crea que el partido será fácil se equivoca. Ellos no se juegan ya prácticamente nada. Tienen poco que perder y mucho que ganar, por lo que será mucho más complicado. En la ida nos remontaron un 0-2, así que no podemos salir relajados. Habrá que jugar con mucha paciencia y, sobre todo, con cabeza", explicó el camero, quien reconoce que el equipo por fin ha alcanzado su verdadero nivel: "Sabíamos que no éramos tan malos. Ahora estamos como todos deseábamos. Ganar tres partidos consecutivos ante rivales tan difíciles como el Barcelona, el Osasuna y el Zaragoza ha sido muy importante para jugar con más tranquilidad. La mitad del camino está hecho, pero aún nos queda certificar la permanencia".

El mediapunta sevillano ha recuperado los rangos con Paco Chaparro, un técnico que lo conoce a la perfección -ya lo tuvo en el Granada en la campaña 1999-2000- y sabe sacar lo mejor de él. "Apenas contaba para Cúper y él me ha recuperado. Tiene mucha culpa de que el equipo haya dado un vuelco tan grande. Es la misma plantilla y el único nuevo es él. Cambió de sistema, ha dado confianza a los jugadores y ha reforzado psicológicamente a todo el plantel. Es un grandísimo entrenador al que le ha llegado la oportunidad tarde, pero ha sabido aprovecharla", afirmó el centrocampista, que espera que se confirme la continuidad del trianero: "Es importante para el club saber qué entrenador va a estar el año que viene. Con él siempre han pasado cosas buenas, así que espero que todo termine bien".

Por último, más allá de lanzar las campanas al vuelo, Capi mantiene los pies en el suelo y no quiere oír hablar de la UEFA: "Quedan muchos puntos, pero un conjunto que lo ha pasado tan mal no puede mirar más allá de lo que tiene delante. Con 44 puntos ya hablaremos lo que se puede hacer".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios