real betis

Chaparro tira de su repertorio

  • Detuvo la sesión cuando evidenció falta de intensidad · Pavone sigue tocado y ensaya con Edu o José Mari en ataque

Comentarios 1

No ha sido la mejor semana de Paco Chaparro al frente del Betis, algo que se la ha notado desde el principio. Desde el mismo lunes, cuando el equipo regresó al trabajo, el técnico dialogó con la plantilla para darle ánimos tras el varapalo del sábado, pero también para llamar la atención del grupo y dejar claro que falta mucho por hace en esta temporada.

Durante la semana, Chaparro ha insistido en aquellos aspectos en los que el equipo no estuvo acertado el sábado, sobre todo en el aspecto ofensivo. Las transiciones por las bandas, la circulación del balón o los contragolpes han sido algunos de los detalles que se han ido viendo en cada entrenamiento. El ambiente ha sido el de siempre, aunque algo no le empezó a gustar en la sesión del miércoles y ayer pareció repetirse.

En ese momento, Chaparro ordenó detener el partidillo que se estaba disputando y abroncó a los suyos, pidiendo máxima atención y concentración en el entrenamiento, a la vez que mandaba repetir el ejercicio. El técnico no quiere relajación en sus jugadores, en un momento que considera clave de la temporada. Tras el traspié ante el Deportivo, los encuentros ante el Valencia y el Real Madrid se convierten en decisivos para no volver a caer en la zona baja de la clasificación.

No es la primera vez que Chaparro detiene un entrenamiento cuando observa algo que no le gusta, pero ayer fue especial significativo. El enfado del técnico durante la semana ha sido grande y no quiere que su equipo repita los mismos errores en Mestalla. Si a eso se le suma su almuerzo con Lopera del pasado miércoles, con lo que eso significa, Chaparro sabe que estas dos semanas son especialmente importantes.

De todas formas, el trianero se ha encontrado esta semana con varios obstáculos para preparar el partido. Para empezar le han faltado casi la mitad de los titulares del sábado, algunos por lesión y otros por encontrarse con sus selecciones. Ayer únicamente se reincorporó Juanito, pues tanto Ricardo como Sobis, Ilic o Babic no llegaron a tiempo para la sesión. Además, Pavone y Damià tampoco se entrenaron con el grupo, ya que persisten las molestias musculares que les han impedido entrenarse durante la semana.

La principal preocupación reside ahora mismo en Pavone, que hoy se probará y podría llegar a tiempo, pero muy justo físicamente. Esto provocó que Chaparro probara en la sesión tanto a Edu como José Mari en la parte más adelantada, por si el argentino se encontrara al máximo de sus posibilidades.

Otra de las pruebas que llamó la atención en el entrenamiento de ayer, fue que el técnico colocó en uno de los equipos una defensa con tres centrales. El canterano Zamora se colocó en el perfil derecho, Lima por el centro y Juanito en la zona izquierda, mientras que Arzu, Juande y Rivera se repartían la zona central. Sólo fue una prueba, pero parece significativo que Arzu no ensayara de central, por lo que el brasileño Lima gana enteros para salir de inicio en Mestalla.

Chaparro no quiere relajaciones en sus jugadores y así se los hizo saber en el entrenamiento. El técnico comenta entre sus íntimos que el equipo no se le va a venir abajo como en las dos últimas temporadas y para que esto no ocurra utiliza todo tipo de argumentos. El lunes fue una charla para levantar la moral, ayer un tirón de orejas para que nadie se quede dormido. El partido ante el Valencia es la primera oportunidad para espantar los fantasmas tras el mal resultado ante el Dépor y él lo sabe. Cuando se pone serio...

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios