El Chelsea, ante su última opción

El Chelsea buscará dar un paso más rumbo al título en la Liga Europa, su última esperanza para no terminar la temporada con las manos vacías. El equipo blue visitará al Basilea en Suiza, mientras que en el otro cruce el Fenerbahce recibirá al Benfica en Turquía.

Actual campeón de la Champions, el equipo dirigido por Rafa Benítez sólo puede salvar el curso con la Liga Europa después de ser eliminado de la Liga de Campeones, de la Copa de la Liga y de la FA Cup y de perder las finales de la Community Shield, la Supercopa de Europa y el Mundial de Clubes.

El equipo de Benítez no tendrá a una serie de piezas clave como Oriol Romeu, Marin, Cahill y Cole. Tampoco se espera la presencia del capitán Terry, pese a que estuvo presente el domingo ante el Liverpool (2-2), ya que Benítez no cree que esté en condiciones de jugar dos partidos en una semana mientras sigue su recuperación de una operación de rodilla.

Pese a que es su última opción de título, el entrenador español insiste en que su prioridad no es llegar a la final del 15 de mayo en Ámsterdam, sino asegurarse un lugar en la próxima Liga de Campeones terminando entre los cuatro primeros en la Premier League. "No pienso en mi currículum. Pienso en los objetivos. El objetivo es terminar entre los cuatro o tres mejores, ésa es la prioridad. Y si después puedes ganar un trofeo sería un bonus", enfatizó Benítez.

Fernando Torres, sin embargo, admite que la Liga Europa es vital. "A diferencia de la Premier y la Copa, la Liga Europa es para nosotros una gran satisfacción y nos mantiene con ánimo, porque podemos salvar aún la temporada" dijo el español, que con sus 19 goles esta temporada comenzó a revertir las críticas tras su fichaje por 58,71 millones de euros.

El Basilea afrontará terreno desconocido al jugar sus primeras semifinales europeas. El equipo suizo llega con el ánimo en alza tras eliminar a un rival de peso como el Tottenham. "El Chelsea es por supuesto un oponente fantástico para nosotros. Es una gran chance para todos nosotros de volver a recibir un gran partido", dijo su entrenador, el turco Murat Yakin.

En el otro cruce, el Fenerbahçe buscará saldar una antigua cuenta ante el Benfica. En el único encuentro entre ambos en la primera ronda de la Copa Europa de 75-76, el conjunto turco cayó por un global de 7-1 tras perder 7-0 en la ida, la peor caída europea en la historia del Fenerbahçe.

El equipo turco, que juega por primera vez una semifinal europea, viene de eliminar a la Lazio. Pero el Benfica también llega crecido tras batir al Sporting en el derbi lisboeta. "Es nuestra segunda semifinal en tres años", dijo el director deportivo del Benfica, Rui Costa. "Estamos creciendo y mejorando, pero queremos más".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios