voleibol división de honor

Cierre con mal sabor de boca

Martínez, María José y Rocío Ruiz. Martínez, María José y Rocío Ruiz.

Martínez, María José y Rocío Ruiz. / m.g.

El Cajasol Juvasa despidió su primera temporada en la División de Honor con una derrota ante el Haro Rioja por 3-2 que lo hace acabar la liga en una meritoria séptima plaza, precisamente superado por su rival de ayer, en su primer año en la máxima categoría nacional femenina.

Y eso que empezaron bien las cosas para el conjunto que dirige José Manuel González, Magú, que se llevaron el primer set por un ajustado 23-25. Pese a que las nazarenas tuvieron tres puntos de ventaja mediado el parcial 12-15, las locales devolvieron la igualdad al marcador hasta el 19-19. Ahí surgieron Paola Martínez y Dallman para darle de nuevo la delantera a las sevillanas.

La cosa no pudo seguir mejor, ya que Saucedo seguía distribuyendo bien los balones para que sus atacantes remataran con comodidad para poner un cómodo 6-13. Pero el Cajasol se bloqueó y entre los errores en la recepción y los bloqueos las locales lograron un parcial de 9-0 desde el 13-19 al 22-19 para acabar llevándose la segunda manga.

En otro final apretado (20-20), el Cajasol supo templar los nervios para llevarse el set por 21-25, pero en el cuarto el Haro Rioja fue un vendaval (25-14) y en el tie break las locales estuvieron más acertadas poniendo tierra de por medio pronto (11-5) para llevarse el set (15-12), el partido y la sexta posición ante un Cajasol Juvasa que se despidió de la liga en un digno séptimo lugar.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios