Claves para valorar el triunfo español

  • Después de varios días de dudas, la selección resolvió el debut con una victoria en la que se comprobaron el protagonismo de Piqué, el liderazgo de Iniesta y la unión del grupo.

Es difícil buscarle explicaciones al fútbol, un deporte indescifrable en el que un gol a tres minutos del final del partido puede cambiar todo el análisis y llevar a un equipo de la tormenta a la calma.

El tanto de Gerard Piqué en el agónico triunfo español por 1-0 ante República Checa en su debut en la Eurocopa valió mucho más que tres puntos de oro en el Grupo D.

Después de días de agitación y dudas, cinco claves resumen la dimensión de un gol que llevó la tranquilidad al defensor del título y a su seleccionador, Vicente del Bosque.

Reivindicación de Piqué

Tuvo una alta dosis de paradoja que el gol lo marcara Piqué, un futbolista abucheado en los últimos tiempos por un amplio sector de su propia hinchada por su presunta desafección a los colores nacionales. "Que marque Piqué es especial si buscamos connotaciones externas", reconoció su compañero de equipo en el Barcelona, Andrés Iniesta.

Expansivo y muy activo en Twitter, Piqué ha mostrado públicamente su apoyo a que en Cataluña se realice un referéndum sobre la independencia, aunque nunca ha confirmado si votaría a favor o en contra. Además, sus continuas bromas al eterno rival, el Real Madrid, han generado gran polémica en un país dividido casi a partes iguales entre madridistas y barcelonistas.

El jugador, tan dado a los gestos, celebró el triunfo del lunes junto a uno de sus hijos vestido con una camiseta del equipo nacional. Quizá la imagen y el tanto le ayuden a reconciliarse con los aficionados que tan críticos se han mostrado con su figura.

La unión del grupo

Al finalizar el encuentro, Piqué puso en Twitter una imagen suya festejando el gol junto a Sergio Ramos, su compañero en el centro de la defensa española y gran referente en el Madrid. "Supongo que no hace falta decir nada más... ¡Somos un magnífico equipo! Un gran día para todos", escribió el zaguero.

No fue una fotografía cualquiera, pues en ella aparecía un futbolista con quien mantuvo disputas dialécticas en el pasado y la prensa siempre especuló con la existencia de una eventual enemistad entre ambos, algo que los dos desmintieron en repetidas ocasiones. Tras el triunfo, dieron un paso más de cara a la opinión pública y comenzaron a seguirse en Twitter.

La naturalidad de Íker

El gol permitió a Iker Casillas mostrar que asumió con naturalidad la transición en la portería. El jugador, un mito en la selección con 167 internacionalidades, fue relegado a la suplencia en el debut de un gran torneo por primera vez desde 2002. Ya avisó Del Bosque hace tiempo de que el ex portero del Madrid sería "un buen suplente" cuando llegara el momento. Y así ocurrió.

Lejos de caer en divismos, Casillas vivió con pasión el partido desde el banquillo y "animó como uno más", según destacó el propio Del Bosque. Y al finalizar el duelo, abrazó efusivamente a Piqué. No parece que la suplencia de Casillas vaya a ser un problema durante el campeonato.

Refuerzo de Del Bosque

El seleccionador español necesitaba el triunfo. Criticado por un sector de la prensa española y de la hinchada, Del Bosque gana tranquilidad para continuar con su plan en la Eurocopa. Un mal resultado -como un empate- hubiera generado desasosiego y sembrado la desconfianza en torno al equipo.

El gol de Piqué le permitirá sostener el buen ambiente que ahora vive el vestuario, afrontar con calma la titularidad de De Gea, envuelto en un escándalo sexual justo antes del debut, y defender una propuesta futbolística que para él es innegociable. "No nos ha ido tan mal con este estilo", recordó en la previa ante República Checa. Un gol de más o de menos permite abrir o cerrar debates.

El valor de Iniesta

La selección española ya sabe que tiene una estrella en la que confiar. El tanto permitió a Iniesta coronar su espectacular actuación del lunes con una asistencia decisiva a Piqué y un triunfo.

En lugar de perderse en la decepción de un empate, el talentoso centrocampista del Barcelona aparece destacado como una de las figuras estelares del inicio de la Eurocopa.

Con Iniesta, España mantiene a su guardián del fútbol de toque y gana un auténtico líder futbolístico, un hombre que no se esconde cuando más exigente se vuelve el duelo. "Es uno de los mejores de la historia del fútbol", resumió el guardamenta checo Petr Cech.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios