real betis

Compleja impugnación

  • Las plataformas opositoras a Lopera hablan de esperar al acta notarial para tomar un rumbo · Jaime Rodríguez Sacristán, secretario del club, tilda a la Junta de Accionistas como "un éxito rotundo"

Comentarios 4

Después de la tempestad siempre viene la calma, aunque parece que esta frase hecha no sirve en el actual momento de crispación que vive el Betis después de la Junta General de Accionistas celebrada el pasado jueves. Tras una reunión donde se habló más de amenazas que de las cuentas reales de la entidad y de los puntos del día que allí se debían abordar, las plataformas opositoras a Lopera ya están pensando en cómo contraatacar al máximo accionista por boicotear dicha Junta.

Lo primero que se dijo, en voz de Emilio Soto, portavoz de Béticos por el Villamarín (BPV), era que se iba a "impugnar" la Junta por todo lo ocurrido dentro de ella. Horas después de estas duras palabras, el miembro de la plataforma, quien fue "amenazado", hablaba ya en otro tono: "La situación en caliente era impugnar la Junta, aunque eso vale de poco porque el paquete mayoritario lo tiene una persona". "Pero vamos a tomar las medidas que consideremos oportunas. Ya nos reuniremos y estudiaremos qué se puede hacer ahora", añadió Soto.

La clave de los siguientes pasos que puedan dar las plataformas en contra del consejero delegado tendrán su epicentro en lo recogido en el acta del notario que acudió a la reunión. Un notario que amenazó incluso con marcharse si no se calmaban los ánimos. "Las descalificaciones o insultos no son un motivo de impugnación", comentó Jaime Rodríguez Sacristán, secretario del club, en Canal Sur Radio. Aunque la oposición se agarra a que el notario refleje algunas de las anomalías que, supuestamente, se pudieron observar. Adolfo Cuéllar, miembro destacado de la Liga de Juristas Béticos, cree que es el único camino para poder impugnar la Junta.

Si se descubriese algún hecho impugnable, la ley otorga un año para poder realizar cualquier reclamación, aunque en este caso ésta sería inmediata. Se espera que para la próxima semana o después de las fiestas navideñas, se pueda estudiar el acta notarial.

Por su parte, Íñigo de Vicente, uno de los miembros de la plataforma Por Nuestro Betis (PNB), resaltó que en la Junta General de Accionistas no se contestaron a ninguna de las cuestiones que habían planteado al mostrarse "el consejo incapaz de contestar de forma coherente y razonable esas cuestiones". PNB, además, acredita que una semana antes de la Junta, como manda la ley, enviaron un burofax con una serie de cuestiones a resolver, y otro documento con diez puntos dentro del orden del día. "Se insulta a millones de béticos con reuniones como la de anoche", añadió De Vicente.

Por parte del club, una de las voces más autorizadas en la Junta, la del secretario, explicó ayer la versión del propio Betis acerca de lo sucedido en el hotel Al-Andalus: "La Junta General de Accionistas fue un éxito rotundo. Estoy de acuerdo en que la oposición tiene derecho de impugnación, pero las descalificaciones no entran ahí. Si dicen que hay 50 motivos para impugnar, es pura demagogia. Se votaron y aprobaron todos los puntos del día".

Con un futuro muy incierto en relación a qué consecuencias legales y jurídicas puede traer lo ocurrido en la Junta, las plataformas opositoras a Lopera mandaron un mensaje de cierto optimismo a los aficionados que no desean que el máximo accionista siga dirigiendo los destinos del Betis a su antojo. "Creo que la Junta sirvió para que los béticos abran los ojos ante lo que están haciendo con su club", dijo Emilio Soto.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios