Una Copa para competir

  • El equipo bético se medirá al Valladolid en la primera ronda copera y sólo el Atlético se atisba entre los grandes antes de las semifinales. Los dos únicos precedentes con los pucelanos son favorables.

La Copa del Rey aparece ya en plena efervescencia con la entrada de los equipos de Primera y al Betis, después del sorteo realizado este juevesr en sede federativa, se le presenta esta temporada como un torneo donde exponer su versión más competitiva, a diferencia de lo ocurrido el año pasado cuando su única mira se depositó en salvar la categoría. Y es que el cuadro verdiblanco se estrenará ante un rival asequible como el Valladolid, con la ida el 31 de octubre en pucela y la vuelta el 28 de noviembre en Heliópolis, y únicamente el Atlético, en unos hipotéticos cuartos de final, se atisba entre los grandes antes de las semifinales. Del Sevilla, ni rastro antes de la penúltima ronda, algo siempre bien acogido en las dos aceras.

Los precedentes con el cuadro pucelano son escasos, pero los dos existentes cayeron del lado verdiblanco, otro apunte más para la sonrisa en Heliópolis. El primero corresponde se desarrolló en la temporada 1975-76, cuando se cruzaron en cuarta ronda, y el Betis venció en los dos encuentros, por 1-2 en Valladolid y 3-1 en el Benito Villamarín. El siguiente duelo se produjo la temporada siguiente, en la que además el cuadro verdiblanco acabaría proclamándose campeón de la Copa del Rey. Entonces, el Betis se plantó en cuartos de final tras vencer por 1-2 en la ida disputada en territorio pucelano y igualar a un tanto en la vuelta.

El sorteo de este jueves, condicionado en su primer emparejamiento para luego ser puro hasta definir los cruces hasta la final, deparó al Rayo Vallecano como teórico rival del Betis en los octavos de final, siempre y cuando los madrileños resuelvan su enfrentamiento ante un rival de inferior categoría. En los cuartos de final, el Betis se mediría al vencedor de las eliminatorias Jaén-Atlético y Ponferradina-Getafe, y, como en las dos eliminatorias anteriores, disputaría la ida como visitante salvo el caso de medirse a un rival de inferior categoría.

"Afrontaremos con mucha ilusión a esta competición porque queremos hacerlo muy bien. El rival de esta ronda es de Primera División y seguro que será una eliminatoria muy igualada. Costó muchísimo ganar allí en la Liga. No tiene sentido pensar en los cruces posteriores. Cuando llegue la Copa del Rey nos centraremos en el Valladolid", señaló Pepe Mel en los medios oficiales del club, que recogieron su valoración del sorteo. "Afrontaremos la eliminatoria con todas las garantías. Nos interesa seguir, pero también somos conscientes de que vivimos de la Liga", señaló Miroslav Djukic, entrenador del Valladolid, casi igual de prudente que su homólogo bético.

La Copa del Rey ya se vislumbra en el horizonte, con la especial vinculación que el Betis siempre ha mantenido con esta competición. "Hay plantilla para estar luchando en la Copa. Cuando pasemos esta primera ronda, seguiremos y veremos lo lejos que podemos llegar", señaló Cañas. Y es que, este año sí, el equipo de Mel está obligado a ofrecer su versión más competitiva.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios