La Copa, la mejor baza del Barça

  • Los azulgrana, con sus peores números en lo que va de siglo, necesitan maquillar un mal año

Georgios Bartzokas, durante un partido de su equipo. Georgios Bartzokas, durante un partido de su equipo.

Georgios Bartzokas, durante un partido de su equipo. / SERGEI ILNITSKY / efe

Con un pie fuera del play off de la Euroliga y cuarto en la Liga Endesa, la Copa del Rey se ha convertido en el objetivo más asequible que tiene esta temporada el Barcelona, que acude al torneo con su peor versión de este siglo.

Ya ha ocurrido dos veces en la última década. El peor Barça de Dusko Ivanovic salvó el curso 2006-07 con la conquista de la Copa del Rey, el único título que el técnico montenegrino ganó dirigiendo al conjunto azulgrana. Y el peor Barcelona de Xavi Pascual también maquilló su mala temporada con la Copa de 2013.

El equipo de Ivanovic arribó a la cita con 14 derrotas en los primeros 32 partidos. El de Pascual, con 10 tropiezos en los primeros 31 duelos.

El de Georgios Bartzokas llega aún peor: 20 derrotas en 42 partidos oficiales. A esto se une que la plantilla está mermada por las lesiones, y que no paran de entrar y salir piezas. El último en llegar ha sido el base Xavier Mundford, que cubrirá la baja por lesión de otro jugador que también llegó con la temporada ya empezada, Alex Renfroe. A la baja de éste último por una rotura del gemelo izquierdo se unen las de Juan Carlos Navarro, con una apendicitis aguda,y Brad Oleson (esguince en el tobillo derecho), mientras que Doellman se recupera a contrarreloj de una lesión en el sóleo de la pierna derecha.

En la ACB, en la que acumula cinco derrotas, el Barcelona sólo es el sexto mejor en ataque (83,5 puntos), el quinto mejor en defensa (77,8), el quinto en valoración (92,6), el quinto en rebotes (34,7) y el segundo peor en tiros libres (72,2%). Únicamente lidera una estadística, la de porcentaje en tiros de dos (61%).

Aun cuenta con Ante Tomic como segundo mejor valorado de la competición (21,4) y segundo máximo reboteador (7,3), pero el pívot se diluye, como el resto del equipo, cuando llega la Euroliga.

En la Euroliga, el Barcelona deambula como un alma en pena. Acumula 14 derrotas -las últimas cuatro consecutivas- en 22 encuentros, es el que tiene la anotación más baja (72,4 puntos) y el segundo peor en porcentaje de tiros de dos (48,7%).

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios