El Coria enseña las carencias

  • El Betis pierde tras un inicio nefasto y cede terreno con respecto a la zona alta

El Betis sigue sin encontrar su sitio en esta temporada de División de Honor e inició la segunda vuelta con más dudas de las expuestas ya en el resto de jornadas.

El conjunto de Miguel Ángel Caro trató de salir con intensidad y se topó con un rival que le dio una lección de concentración. Bastaron 23 minutos para que el Coria sentenciara un choque que debía tener la igualdad como máximo exponente. La defensa bética tuvo errores que a la postre resultarían decisivos para la suerte del partido.

El Coria sabía de las debilidades del Betis a domicilio. Caro y Bornes, fijos en esta temporada, no fueron capaces de frenar con acierto las acometidas locales, que se convirtieron en armas demoledoras en unos primeros minutos de suficiencia. El técnico bético debe buscar soluciones en su plantilla para frenar una dinámica negativa que no encuentra explicación, ya que el grupo que viene de Liga Nacional demostró tener mucho potencial.

En el Coria bastaron tres chispazos para reflejar que el equipo no debe pasar apuros esta temporada. Su versatilidad en el juego ofensivo y la habilidad de Rioja y Noria crecen con el paso de las jornadas, generando bazas que llaman al optimismo.

El Betis dio indicios de reacción en el segundo tiempo, aunque las posibilidades de dar la vuelta al encuentro eran mínimas.

Chans aportó algo más de creatividad, quizás el aspecto que más hacía falta en el equipo durante el primer tiempo. Los tantos de Caro y Rubén Díaz dieron esperanzas a los visitantes, que sin embargo se toparon una y otra vez con el fuerte orden táctico del Coria.

El Betis finaliza el año con una derrota que obliga a la reacción inmediata si no quiere perder el tren de la zona de cabeza.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios