Cristiano Ronaldo, de crucificado a redentor

  • El portugués, primero en anotar en cuatro Eurocopas, acalló las críticas

Hasta tres veces Hungría envió a Portugal a la lona y otras tantas Cristiano apareció al rescate, con dos goles y una asistencia que, de paso, le hicieron escribir otra página de la historia.

Con su doblete, el portugués se convirtió en el primer futbolista que marca en cuatro Eurocopas y suma ya ocho goles, con lo que está a uno del francés Michel Platini, el que más tantos tiene en esta competición.

Cristiano, que jugó su partido 17º en una Eurocopa, más que ningún otro, pudo celebrar todas esas marcas porque Portugal se clasificó con tres empates como segunda del grupo F. Ahora se medirá por un puesto en cuartos contra Inglaterra.

El de Madeira gozó de menos ocasiones que en los dos partidos precedentes, contra Islandia y frente a Austria, pero esta vez su punto de mira estuvo más certero. Nada más comenzar el segundo tiempo, después de adelantarse Hungría, Cristiano respondió aprovechando un centro desde la derecha de Joao Mario que convirtió en magia con un soberbio taconazo.

Era su primer gol en la competición, el séptimo en su carrera en los Europeos, que lo convertía en el primer futbolista que marca en cuatro Eurocopas. Con su segundo tanto, con el que volvió a equilibrar otro adelantamiento húngaro, sumó su gol número 60 como internacional y, sin duda, uno de los más importantes: volvía a dar vida a su selección.

De este modo, Cristiano Ronaldo apagó las críticas que en los últimos días lo habían situado en el disparadero. Su técnico podrá presumir de haberlo augurado. En los últimos días se mostró convencido de que Cristiano pondría fin a la sequía goleadora. Y así fue.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios