Cristiano, la gran incógnita

  • El portugués encara con ilusión un torneo del que quiere convertirse en su máximo anotador Su discreta forma física es su principal obstáculo

Cobijado por las colinas que rodean el sosegado centro deportivo donde la selección francesa fomenta el tan preciado rugby champagne, Cristiano Ronaldo se alimentó de esa filosofía para encarar el desafío de conseguir un título con su selección.

Alejado a 30 kilómetros al sur de París, en el Centro Nacional de Rugby francés descansa y entrena la estrella del Real Madrid, que, tras conquistar la Liga de Campeones el 28 de mayo llega especialmente motivado, a pesar de estar mermado físicamente.

"Todavía no estoy al máximo y tengo tiempo de mejorar, quería haber jugado más pero era mejor dosificar y dar oportunidades a otros jugadores. Pero seguro que comenzaré bien la Eurocopa", comentó Cristiano tras la victoria 7-0, en Lisboa, ante Estonia, en el último amistoso previo al torneo que se disputará en Francia.

El portugués acecha una de las pocas distinciones individuales que se le resisten tras haber ganado tres veces el Balón de Oro y cuatro veces la Bota de Oro. En tres Eurocopas ha marcado seis goles en 14 partidos, una media muy por debajo de sus registros habituales.

A sus 31 años, Cristiano está ante la posibilidad de elevar esos números y convertirse en el máximo anotador del torneo. El francés Michel Platini lidera la tabla con nueve tantos (todos en 1984). Por su parte, el sueco Zlatan Ibrahimovic es otro contendiente, con 6 goles en 10 juegos.

"No prometo nada, sólo que daremos nuestro máximo y que iremos paso a paso, que es la mejor manera. Es mi cuarta Eurocopa y lo que más quiero es ayudar a mi país a conseguir su objetivo. Tengo una gran esperanza de que vamos a hacer un buen campeonato y que, partido a partido, haremos las cosas bien", añadió el portugués.

Lo cierto es que el delantero llega físicamente en baja forma, tras haberse ausentado en dos partidos del tramo final de la Liga española y en la semifinal de ida de la Liga de Campeones ante Manchester City, por una sobrecarga en el muslo derecho. La final en Milán, ante Atlético Madrid, la disputó en una clara inferioridad física.

Algo similar sucedió en la previa al Mundial de Brasil. Hace dos años, llegó aquejado por una tendinosis rotuliana tras ganar la décima Champions con Real Madrid y, en tres partidos opacos, Portugal fue eliminada en primera fase.

Su aura magnética, sin embargo, se expande largamente fuera del estadio Santiago Bernabéu. En la primera práctica de la selección portuguesa en Marcoussis, el jueves, cerca de mil hinchas acudieron a saludar al delantero, al que le auguraban la conquista de su cuarto Balón de Oro.

El Centro Nacional de Rugby, en estos días, se ha convertido en una pequeña Lisboa. La gran mayoría de los fans son vecinos de Marcoussis, una región con gran presencia de portugueses. En el área metropolitana de París, los portugueses son la segunda minoría, sólo superados por los argelinos. Según el último censo realizado en 2011, viven 250.000 oriundos de Portugal en la capital francesa.

"La Federación eligió el predio de Marcoussis porque es muy bueno, pero sin dudas que la gran comunidad portuguesa en la zona es un apoyo constante para el equipo", comentó Onofre Costa, jefe de prensa de la selección portuguesa.

Toda la atención de fotógrafos, periodistas, hinchas y colaboradores recaía en Cristiano. El diario deportivo L'Equipe realizó una encuesta con 24 ex jugadores. Sólo tres (uno de ellos el portugués Fernando Chalana) eligieron a Cristiano Ronaldo como figura de la Eurocopa. Los más votados fueron los franceses Paul Pogba (7 votos) y Antoine Griezmann (6), respectivamente.

Consultado al respecto en la rueda de prensa previa al entrenamiento, el defensa portugués Cedric Soares no dudó en respaldar y halagar a su compañero. "Pogba y Griezmann son buenos jugadores, pero no son comparables a Cristiano. Para mí, está en otro nivel. Es el mejor del torneo", añadió el central.

Aún restan cuatro días de preparación y descanso para el crack portugués antes del debut de su selección, el martes, en Saint-Etienne. En el primer partido que disputará el equipo lusitano ante la débil Islandia (34ª del ranking FIFA), la estrella portuguesa tendrá la oportunidad de mostrar su mejor versión y despejar, así, cualquier tipo de duda física en este inicio de la Eurocopa.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios