Cuidados para Sergio Sánchez

  • El ex compañero de Jarque viajará con Del Nido, Monchi y Palop a la capilla ardiente

Comentarios 3

El estado anímico de Sergio Sánchez no es que preocupe en el Sevilla, pero sí motiva que haya un tratamiento especial para un futbolista que hace muy poco compartía vestuario con Dani Jarque, el capitán del Espanyol fallecido el sábado. El futbolista de Mataró, que hoy acudirá a la capilla ardiente junto a Del Nido, Monchi y Palop como representación del Sevilla en los actos que organice el Espanyol, recibió ayer el apoyo de los compañeros que no viajaron a Palermo, donde el defensa recibió la fatal noticia, y otros miembros de la familia sevillista, como por ejemplo el propio director deportivo.

Sergio Sánchez se enteró de la muerte de Jarque de boca de su entrenador una vez conocida la noticia, que saltó cuando estaba en el banquillo y el Sevilla se medía al Palermo. El cuerpo técnico, tras consultar con los médicos, aplicó el protocolo más apropiado para estos casos, sobre todo teniendo en cuenta lo sufrido hace dos años con la muerte de Puerta y encontrándose en el equipo un jugador con una relación especial con el profesional desaparecido.

Jiménez reunió al grupo en el estiramiento posterior al partido y comunicó la triste noticia, dirigiéndose especialmente a Sergio Sánchez, quien se quedó impresionado y bastante afectado. Mareado, sufrió una especie de derrumbamiento y entre lágrimas, se llevó cerca de un minuto en el césped vigilado en todo momento por Adolfo Muñoz, que en cuanto pudo levantarlo se lo llevó al vestuario. El paso de los días le ha hecho estar más tranquilo, pero sus compañeros lo ven como ausente. Palop así lo reconocía ante los medios. "Está muy dolido y muy afectado. Han sido compañeros hasta hace un mes. En Palermo ya se nos derrumbó, por eso intentamos estar a su lado y ayudarle. Hoy ha entrenado bien, pero no tiene esa alegría de cuando llegó. Es un chico extrovertido que suele bromear bastante y está apagado, en su mundo, en sus recuerdos... Nosotros intentamos animarle, ayudarle y que pase el trance ligero porque es una situación muy complicada". El guardameta valenciano también recordó los días que pasó la plantilla sevillista tras la pérdida de Puerta. "Es difícil venir todos los días a entrenar y no verle. Muy duro", comentó Palop, quien, como consejo, sólo pudo apuntar lo que hicieron ellos: "Intentamos encerrarnos en nosotros mismos, apoyarnos. Nos han vuelto todas aquellas vivencias y parece que lo hayamos vuelto a vivir".

Tanto Palop como Sergio Sánchez tienen permiso de Jiménez para se ausentarse hoy en el entrenamiento, ya que acudirán a la capilla ardiente de Jarque.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios