Curry y Thompson acaban con Durant

  • Los Warriors certifican la remontada en su serie ante los Thunder y aguardan a los Cavaliers en la final

Los triples demoledores de la pareja formada por los splash brothers, Stephen Curry y Klay Thompson, acabaron con la ilusión de los Oklahoma City Thunder y de sus estrellas, Kevin Durant y Russell Westbrook, de estar en las finales de la NBA.

El que si estará será Golden State Warriors, que remontó la serie, que tuvo 1-3, para convertirse en el décimo equipo de la historia que lo consigue, después de vencer por 96-88 a los Thunder en el decisivo séptimo partido.

Los triples de Curry y Thompson hicieron daño a los Thunder desde el inicio, pues la ventaja de más de 10 puntos que llegó a tener al descanso era de sólo seis (42-48) después que el base MVP de la liga hiciese la última canasta con una penetración espectacular.

Esa acción fue el preámbulo de lo que les esperaba a los Thunder en el tercer periodo, cuando los Warriors, de nuevo con los triples de Curry y Thompson, lograron un parcial de 29-12 que cambió la historia del choque y el marcador parcial (71-60).

Cierto que los Thunder reaccionaron de forma brillante en el cuarto acto y a falta de 2.57 para el final, pese a tener una desventaja de 11 puntos (90-79), no se dieron por vencidos y consiguieron una racha de 7-0 (90-86) que los metió de nuevo en el partido.

Pero era la noche de Curry, que respondió con un intento de triple al que Serge Ibaka le hizo personal. La estrella de los Warriors no falló ninguno de los tres tiros y el 93-86 dejó sin reacción a los Thunder, ya hundidos cuando vieron que la estrella rival hizo otro triple que selló la victoria y la clasificación de los Warriors.

El equipo de Curry, que defiende el título de campeón de la NBA, jugará de nuevo las finales ante los Cleveland Cavaliers, sus rivales de la pasada temporada, que también repitieron el título de campeones de la Conferencia Este al eliminar 4-2 a los Toronto Raptors.

El primer partido se jugará mañana en el Oracle Arena de Oakland, por lo que los Warriors dispondrán otra vez de la ventaja de campo en la serie.

Junto a Curry, que además aportó ocho asistencias y capturó cinco rebotes, Thompson logró 21 puntos, incluidas seis canastas desde fuera del perímetro, dos días después de haber establecido una nueva marca de triples en un partido de play off al encestar 11 en el sexto duelo que se disputó en Oklahoma y que los Warriors ganaron a domicilio (101-108).

"Demostramos la clase de carácter que tenemos como equipo. Nunca nos dimos por vencidos ni tampoco nos sentimos ganadores y ahí estuvo la clave", declaró Thompson.

Unas palabras muy diferentes a las de Kevin Durant, que anotó 27 puntos, incluidos tres triples, y consiguió siete rebotes. "Te duele perder, especialmente después de haber tenido un 3-1 a nuestro favor. Desde fuera del perímetro nos surgieron los problemas", declaró el alero.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios