sevilla f.c.

Daniel lleva la contraria

  • El brasileño afirma que 30 millones es pedir mucho por un lateral recordando el último órdago de Del Nido en el que involucró a Messi · Defiende a Jiménez culpando al Barça del paso atrás

Comentarios 3

Se puede decir más alto, pero no más claro y con tantas repeticiones. La última declaración de intenciones de Daniel Alves se produjo con cierta dosis de ironía hacia las palabras de José María del Nido, que la semana pasada con motivo de la visita del Barcelona a Nervión declaraba en una entrevista a la prensa catalana que sólo lo cambiaría "por Messi y 30 millones". El brasileño, presente ayer en la tertulia de la cadena Cope, se empeñaba en llevarle la contraria a su presidente, rescatando la postura que mantuvo este verano cuando su cacareado traspaso al Chelsea fue frustrado por Del Nido en su afán por defender su patrimonio deportivo hasta el último euro.

Todo ello, unos días después de haber vuelto a manifestar su idea de marcharse en uefa.com con unas palabras que se recordaban ayer en este diario. Daniel no podía menos que dejar escapar una sonrisa cuando le recordaban el órdago del presidente en el Mundo Deportivo. "¿30 millones de euros y Messi? Pagar 30 millones por un lateral es demasiado. No es habitual y no lo hace ningún equipo. Además, yo sí creo que en el Barcelona hay bastantes jugadores que podrían jugar en el Sevilla". Esta última frase viene a llevar también la contraria sobre otra de las perlas pronunciadas por Del Nido en la entrevista en cuestión, donde defendía que ningún jugador del Barcelona sería titular en el Sevilla.

Daniel, envuelto por el ambiente sosegado de la tertulia, dejaba caer otras ideas con respecto a los reparos del Sevilla a dejarlo marchar, recordándose también los casos de Reyes o Sergio Ramos. "Todo depende de cómo se vendan las cosas, de cómo se cuenten. Yo quiero salir del Sevilla por la puerta más grande que haya en el club, porque otra cosa sería una pena. Siempre dije que no acabaría mi carrera en el Sevilla, aunque estoy muy orgulloso y muy agradecido", dijo explicando su famosa frase ayer publicada en este diario: "No tengo previsto pasar toda la vida en el Sevilla".

El de Juazeiro también, para seguir llevando la contraria, en este caso a la inercia general del entorno, se propuso defender a Jiménez de las críticas que lo colocan como culpable del empate ante el Barcelona por, según se ha extendido, echar al equipo atrás. "En el descanso no hablamos de echarnos atrás, sino que hablamos de buscar el segundo gol. Atrás nos echó el Barcelona", puntualizó pidiendo además que se deje trabajar al actual entrenador y no se le compare más con su predecesor, Juande Ramos. "Está claro que a Jiménez le tiene que cansar, pero a nosotros también. Parece que a veces se hace para irritar, para, dicho pronto y mal, para tocar las... Todo esto es pasado y hay que olvidarlo. No es justo que hace unos meses se le criticase por irse y ahora se acuerden porque las cosas no han ido del todo bien". Por último, el brasileño, entre otras cosas, se refirió al partido del sábado ante el Espanyol. "No es una final para nada, pues queda mucha Liga. ¿En la Champions? Hacer algo grande es muy complicado, pero es posible. Es un sueño. Si pasamos esta eliminatoria, que no será fácil, lo tendremos más cerca".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios