osasuna - betis · el otro partido

Despedida con susto

  • La caída de la valla del Graderío Sur de El Sadar empaña la bienvenida a Segunda del Betis a Osasuna. Adiós a Calderón y la mayoría de los jugadores.

Comentarios 2

Acabó la peor temporada del Betis, en la historia reciente, con una derrota ante Osasuna, que también cayó al pozo de la Segunda División. Curiosamente, los dos finalistas de la Copa del Rey de 2005 se verán las caras en la Liga Adelante, donde se marchan acompañados por el Valladolid, cuya pataleta tras caer en el Benito Villamarín, la semana pasada, sólo le sirvió para quedar retratado como un mal equipo.

Pero el encuentro en El Sadar estuvo marcado por un susto importante que pudo acabar en tragedia. Corría el minuto 12 cuando Oriol Riera hizo el primer tanto de los rojillos y la valla del Graderío Sur, sitio habitual de la hinchada más radical de Osasuna, se vino abajo. En ese momento, se vivieron escenas de mucho miedo, con imágenes como N'Diaye llevando en brazos a un niño para que fuera atendido, miembros de la Cruz Roja socorriendo a personas sobre el terreno de juego o un joven chaval llamando a sus familiares con el teléfono móvil de Javi Gracia, técnico de Osasuna. Aun así, la afición rojilla, por el apoyo prestado por los futbolistas y el cuerpo médico del equipo verdiblanco, no dudó en agradecer al equipo verdiblanco el apoyo dado y empezó a gritar "¡Mucho Betis!".

Mientras que en el videomarcador de El Sadar se pedía la colaboración de los aficionados con el cuerpo de seguridad, el colegiado del partido, Martínez Munuera, se metió en el vestuario y la continuidad del partido quedó en el aire, aunque 35 minutos después, y tras hablar el capitán rojillo, Puñal, con aficionados de la grada donde había sucedido todo, el choque se reanudó, aunque el Betis no apareció y encajó el 2-0 en una jugada en la que quedó evidente falta de tensión de jugadores que ayer pudieron haber disputado el último partido con la camiseta del Betis, como el caso de Lolo Reyes.

Otros, como Salva Sevilla o Rubén Castro, al menos, no se escondieron, y Chica hasta marcó un magnífico gol que aun así no le servirá para enmascarar su flojo año, como el de la mayoría de sus compañeros. Pudo, también, el duelo en Pamplona ser el último de Jordi Figueras, Paulao, N'Diaye, Juanfran... Y así hasta confeccionar una amplia lista que a buen seguro Alexis, que hizo su primer viaje como nuevo secretario técnico, ya tendrá en su agenda, pues pudo comprobar in situ las carencias del segundo peor colista de Primera en lo que va de siglo XXI.

Mientras tanto, Gabriel Humberto Calderón hizo debutar al quinto canterano desde que se hiciera cargo del Betis, pues antes que Pibe lo hicieron Varela, Juanma, Ceballos y el cancerbero Pedro. Con Mel, esta campaña, ya se estrenaron Caro y Pepelu, mientras que con Juan Carlos Garrido lo llegó a hacer Abeledo. Alguno de estos canteranos podría, incluso, seguir gozando de minutos en los amistosos que el Betis disputará esta semana ante Arcos (miércoles a las 21:00), Antoniano (jueves a las 21:00) y Ronda (domingo a las 11:30) para acabar así esta lamentable campaña, Después, Calderón volverá a Emiratos Árabes a entrenar al Baniyas y el plantel empezará a sufrir una profunda reestructuración para el curso que viene.

Para ello, el club sigue buscando director deportivo, y hasta consejeros, como el caso de Alfonso Pérez Muñoz, que les ha dicho no a los rectores actuales, que siguen perdiendo cada día más crédito, si es que tienen alguno, ante una afición quemada obligada a exigir un cambio.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios