Barcelona | sevilla · la previa

Difícil defensa para el campeón

  • Reto El Sevilla, uno de los peores a domicilio, visita a un Barcelona que sólo perdió en casa frente al Real Madrid con un 1-1 en la ida Igualdad Hace sólo seis días se demostró en Nervión que las distancias futbolísticas son bastante cortas

Comentarios 0

El campeón de la Copa del Rey tiene una defensa complicada para seguir manteniendo su corona. El argot boxístico, como casi siempre, cobra plena vigencia para desmenuzar un partido de fútbol ante la empresa que se le presenta por delante al Sevilla si quiere seguir luciendo la condición de aspirante a revalidar el título copero. Acabada la primera vuelta del campeonato liguero con la decepción de volver a caer como visitante, todos los datos previos juegan en contra de los hombres de Manolo Jiménez en esta visita al Barcelona en el Camp Nou, pero que nadie piense que los sevillistas no tienen calidad para meterse en los cuartos de final.

Un resumen de esos datos previos a los que se hacía referencia puede incluir numerosas variables que a continuación se relatan. Para empezar, el resultado de la ida fue un empate a uno, lo que, obviamente, indica que el marcador inicial de cero a cero clasifica al Barcelona. Después está el repaso a la actual clasificación de la Liga, que expone que los azulgrana son los segundos clasificados con 40 puntos mientras que el Sevilla figura en el octavo lugar de la tabla, con 14 puntos menos que el rival que tendrá enfrente en la noche de hoy. Más datos. El cuadro de Rijkaard sólo ha perdido un partido en casa, concretamente en la derrota frente al Madrid; el Sevilla sólo ha sido capaz de ganar un encuentro como forastero, en su visita al colista Levante. Son tres apuntes objetivos de lo más simples, pero que, por mucho que correspondan a otra competición diferente, indican que el campeón de la Copa lo tendrá muy complicado para seguir adelante.

Sin embargo, el ánimo de este Sevilla nada tiene que ver con lo que indican estos números. Los hombres de Manolo Jiménez arriban a este encuentro de vuelta con la confianza que les otorga la referencia de la ida. Hace sólo seis días se demostró en el Sánchez-Pizjuán que las diferencias entre ambos equipos son imperceptibles a estas alturas de la temporada y que incluso los sevillistas fueron ligeramente superiores en el cómputo global de los noventa minutos disputados. Esto quiere decir que el objetivo de superar al Barcelona es complicado, pero en absoluto será quimérico. El Sevilla tiene futbolistas más que capacitados para dar el gran golpe en el Camp Nou.

Ni siquiera las dificultades que se le han presentado a Jiménez en la delantera disminuyen la sana intención de competir con la que parte siempre este Sevilla. Descartados Kanoute y Kone, sobre todo Kanoute, por el hecho de estar con sus selecciones para preparar la Copa de África, al menos el entrenador sevillista ha podido recuperar para este desplazamiento a Luis Fabiano y Kerzhakov. El brasileño, que no jugó en San Mamés por sanción, se ha repuesto del proceso febril que viene padeciendo por unas molestias estomacales. Aunque no esté en plenitud de condiciones físicas, Luis Fabiano es el máximo goleador de la Liga y está claro que será un elemento indispensable para que su equipo salga vivo del Camp Nou.

Además, se da la circunstancia de que en esta ocasión no existe ventaja para ninguno de los dos equipos en lo que hace referencia a los futbolistas que disputarán la próxima Copa de África. El camerunés Eto'o siguió el mismo camino que todos los futbolistas del continente negro el pasado domingo después de participar activamente en la goleada sobre el Murcia. En este caso, por tanto, sí se presenta un dato a favor de los sevillistas, ya que éstos no pudieron disponer en la ida de Kanoute, Keita y Kone, aunque también es cierto que el Barcelona perdió ese día al medio centro marfileño Yaya Toure.

A partir de ese recuento de los elementos de unos y otros, que indican mucha más igualdad de lo que se ve en los números de la clasificación liguera, está claro que el Sevilla deberá elevar considerablemente su rendimiento como forastero para gozar de opciones reales de seguir adelante. Ésa será la clave de esta eleminatoria, pues si los blancos son capaces de parecerse siquiera al conjunto que arrasa en muchas ocasiones a su rival en el Sánchez-Pizjuán, la clasificación para los cuartos de final está al alcance del conjunto que adiestra Manolo Jiménez. Claro que ése será el mismo propósito que se hace en todos los desplazamientos este Sevilla y por una causa o por otra casi nunca lo consigue. La diferencia estriba en que hoy no hay vuelta atrás, si el campeón quiere seguir teniendo opciones de volver a serlo, no puede fallar en el Camp Nou.

más noticias de DEPORTES Ir a la sección Deportes »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios