Diplomacia silenciosa

  • Todos las delegaciones, incluso las árabes, contarán con mujeres en la cita

Quien cuelgue en su pecho la primera medalla de oro que reparten los Juegos será una mujer, un hecho que parece simbolizar lo que es Londres 2012: un verdadero hito en la lucha por la igualdad entre sexos en el mundo del deporte.

Por primera vez en la historia olímpica, cada país participante tendrá al menos una representante mujer en la delegación. Además, la inclusión del boxeo femenino hará que ambos sexos compitan en todos los deportes.

Probablemente, el logro más importante sea que países en los que de siempre los derechos de las mujeres están limitados, como Arabia Saudí, Qatar y Brunei, también tendrán por primera vez al menos una mujer entre sus deportistas.

El mérito puede arrogársele al sereno pero persistente Jacques Rogge, presidente del Comité Olímpico Internacional (COI), que debió mantenerse firme en su presión a los saudíes para que finalmente aceptaran su petición y hubiese representación femenina de ese país en Londres.

"Hicimos muchos progresos en este campo. En Atlanta 1996 hubo 26 comités olímpicos que no tenían mujeres", dijo Rogge antes de los Juegos. Lo logrado tras 16 años responde en parte a lo que el belga denomina "diplomacia silenciosa".

Pero la acción ejercida por el COI no se limitó a presionar políticamente en los últimos años con guantes de seda. Parte del programa incluyó apoyar a jóvenes atletas a través de los planes solidarios olímpicos. Eso hizo que en Pekín 2008 únicamente Brunei, Qatar y Arabia Saudí no presentaran deportistas mujeres.

Como sucedió en otras áreas, el camino de la mujer para lograr la igualdad, o al menos aproximarse, fue arduo. En los Juegos Olímpicos Antiguos la presencia femenina estaba vedada, una prohibición que se repitió en 1896 en los primeros Juegos de la Era Moderna.

En París 1900 se abrió la participación a las mujeres, aunque sólo en tenis y golf. Atletas y gimnastas aparecieron en Ámsterdam 1928.

Un panorama completamente diferente al de la presente edición, en la que 4.847 atletas participarán del evento con la particularidad de que, por primera vez, Estados Unidos envió más mujeres que hombres. China también tiene mayor presencia femenina que masculina en su delegación.

El número de mujeres en los Juegos creció de manera espectacular hasta alcanzar que fueran en Pekín 2008 un 44% de la totalidad de la masa de deportistas. Rogge cree firmemente que el objetivo de la igualdad total se alcanzará más pronto que tarde.

"Creo que estamos llegando a eso en los Juegos Olímpicos. En los próximos 10 y 20 años tendremos un 50% de mujeres y un 50% de hombres en los Juegos. Pero aún queda mucho por hacer", afirmó.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios