Djokovic prepara el asalto a Roland Garros

  • Tras el éxito en pista dura, el serbio inicia la gira de arcilla mirando a París Los Juegos, su otro gran reto

Tras dominar un año más la primera parte de la temporada sobre pistas duras, el serbio Novak Djokovic inició ayer el asalto a Roland Garros, su gran cuenta pendiente, con la preparación de la gira de arcilla.

"Ganar Roland Garros es uno de los sueños que tengo. Es, junto a la medalla de oro de los Juegos Olímpicos, lo que más me motiva ahora mismo en mi carrera", dijo Djokovic tras ganar al final del torneo de Miami.

El número uno del mundo cerró de forma prácticamente impecable los tres primeros meses de 2016 -títulos en Doha, Australia, Indian Wells y Miami y abandono en Dubái por una infección en el ojo- y ahora tendrá una semana para aclimatarse al polvo de ladrillo.

El fin de semana arranca en Montecarlo la gira de arcilla que culminará dentro de nueve semanas, el 5 de junio exactamente, con la final del Abierto de Francia.

Allí es donde se dirigen los ojos de Djokovic, decidido a cerrar por fin el círculo y completar un esquivo career Grand Slam. El serbio perdió ya tres finales de Roland Garros, el único grande que le falta en su palmarés, donde lucen 63 títulos, 11 de ellos de Grand Slam.

Y qué mejor manera de iniciar el camino de tierra que en casa. "Yo vivo en Mónaco, así que estaré listo para empezar ahí la temporada de arcilla", señaló el tenista de 28 años tras ganar su sexto título en Miami.

"No es lo ideal hacer un cambio tan rápido (de cancha dura a tierra batida), pero ya lo hice muchas veces. Espero acostumbrarme lo más rápido posible", añadió tras vencer al japonés Kei Nishikori por 6-3 y 6-3.

Djokovic, que en 2015 llegó a 15 finales y ganó 11 títulos, cree que su comienzo de 2016 es mejor incluso que la temporada anterior. Pero para él ahora empieza lo más difícil, pues considera la arcilla como la superficie más exigente físicamente.

"Voy a jugar Montecarlo, eso seguro. Y después pensaré qué juego y qué no del resto de torneos de arcilla", indicó. "Por ahora, estoy apuntado en Madrid, Roma y París. Es lo que haré si no hay cambios de última hora", dijo el serbio.

Además del polvo de ladrillo parisino, el otro gran objetivo de Nole es el oro de los Juegos Olímpicos de Río de Janeiro 2016, competición que se disputa del 5 al 21 de agosto.

El actual número uno fue medallista de bronce en los Juegos de Pekín 2008 y cuatro años después, en Londres 2012, cayó en el partido por el tercer puesto con el argentino Juan Martín del Potro.

"Estoy ansioso por los Juegos, y no por que sean sobre cancha dura, sino por la historia y la cultura", dijo Djokovic en Miami. "La tradición de los Juegos Olímpicos es increíble. Es el evento más reconocido en la historia del deporte".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios