Douglas, la reválida de un parado

Rubén Douglas tiene ante sí una segunda oportunidad cuando ya no esperaba que le llegase algo así. El panameño estaba en su casa cuando lo llamaron desde el Cajasol para cubrir la baja de Ager, y ahora tiene la ocasión de asegurar su futuro, al menos para el próximo año, en los cuatro meses que le quedan por delante en la capital andaluza.

Es la reválida para Douglas, que sabe que una buena actuación con el club hispalense le puede valer un contrato en la ACB. En su primera semana de entrenamientos en Sevilla, el escolta ha sorprendido mostrando un buen estado de forma para alguien que llevaba medio año en el paro desde que finalizó la temporada pasada, y la Lottomatica Roma decidió no renovarlo. Al Cajasol ha llegado como se dice vulgarmente por dos duros, y su contrato tiene distintas cláusulas que lo harán rendir... por lo que le conviene.

Por su bajo rendimiento fue despedido del entonces Pamesa Valencia en la 2008-2009, por lo que el jugador de origen estadounidense llega con la lección bien aprendida. Eso sí, Plaza y sus técnicos tienen claro que no pondrán en peligro la dinámica del grupo. Douglas es un jugador eminente ofensivo que lo mismo mete cinco triples en un choque que no ve aro ni debajo del tablero. Con todo, el último refuerzo cajista puede ser el tirador que le hace falta al equipo. En las sesiones de trabajo ha demostrado que no ha perdido la puntería y a poco que haga, mejorará la aportación de Ager.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios