Dueñas pone el 2-0

  • El ciclista español da positivo por EPO, como Manuel Beltrán, y ha pasado la noche en comisaría · "Todo es por culpa de la mentalidad", asegura Bob Stapleton

El Tour sigue engordando su crónica de escándalos por dopaje y en el día de ayer añadió un nuevo caso con el positivo del español Moisés Dueñas, que podría ir a la cárcel por estar en posesión de sustancias prohibidas.

El positivo por EPO de Dueñas, del equipo británico Barloworld, fue anunciado ayer por el presidente de la Agencia Francesa Antidopaje (AFLD), Pierre Bordry y es el segundo caso del Tour después de que el viernes otro español, Manuel Beltrán, diera positivo y al igual que el de Liquigas fue expulsado.

Dueñas, de 27 años, dio positivo el pasado martes y fue inmediatamente suspendido por su equipo y detenido provisionalmente por la Policía. El ciclista pasó la noche en comisaría y hoy será presentado a un fiscal para decidir si se abre una instrucción judicial.

El ciclista español ocupaba la 19ª posición en la clasificación general, a 6:43 minutos del australiano Cadel Evans.

A pesar de que es el segundo caso, el director del Tour, Christian Prudhomme, no se mostró consternado, sino todo lo contrario. "Con este problema tienen que luchar todas las carreras ahora. Nosotros encontramos a los tramposos", dijo antes de saber que el español poseía sustancias prohibidas.

Por la mañana entraban los comisarios al Hotel Rex en Tarbes acompañados de agentes de policía y de un representante de la AFLD para registrar la habitación de Dueñas y llevárselo para someterlo a un interrogatorio.

"El equipo y el ciclista estaban sorprendidos. Lo hemos sacado de la carrera y esperamos a la prueba B", dijo el portavoz de Barloworld, Claudio Basnata.

Sería el propio equipo quien anunciaría que la Policía encontró durante el registro sustancias dopantes, que, según aseguraron desde Barloworld, no fueron prescritas por el médico.

"Estamos totalmente perplejos por lo sucedido y por el comportamiento del corredor", dijo el manager del Barloworld, Claudio Corti. "Dueñas escondió los preparados", aseguró.

Según la ley antidopaje francesa, ratificada antes del inicio del Tour, Dueñas se puede enfrentar a una pena de cárcel de hasta cinco años y a una multa de hasta 75.000 euros por la tenencia de productos dopantes.

"No me sorprende que sea otro español", aseguró el director del Gerolsteiner, Hans-Michael Holczer, que además comentó que en el día de descanso, los dos mejores clasificados de los equipos se sometieron a un análisis de sangre.

El resto del pelotón, que supo de la noticia poco antes del inicio de la etapa, reaccionó con tranquilidad. "Es bueno que se pesque a gente. Eso continuará así", dijo el jefe del equipo Columbia, Bob Stapleton.

Con los dos positivos el Tour ya se acerca a los tres del año pasado, cuando fueron descubiertos el Iban Mayo, Alexander Vinokourov y Cristian Moreni.

Con Dueñas podría no cerrarse aún el tema doping en el Tour, ya que la prensa especula de nuevo con sospechas sobre el popular corredor francés Christoph Moreau, el último superviviente deportivo del caso Festina de hace diez años y que se retiró de esta edición del Tour por problemas de espalda.

El Tour está lejos de sacarse de encima la espada de Damocles, ya que según L'Equipe, hay una lista de cinco corredores cuyos datos hormonales y sanguíneos demuestran valores anormales mientras que la AFLD afirma que 20 profesionales estaban cerca del límite permitido.

Todos en el Tour consideraron una tontería el doping de Beltrán, 37 años. Ese argumento no sirve para el diez años menor Dueñas. Stapleton lo tiene claro y cree "no es un asunto de la edad, sino de la mentalidad".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios