Duscher, la nueva víctima

  • El argentino estará dos o tres semanas de baja por un desgarro muscular y Squillaci es duda para viajar a Lieja · Kanoute ya toca balón y Diego Capel realiza fútbol con total normalidad

Comentarios 2

Duscher es la nueva víctima de la plaga de lesiones que viene sufriendo el Sevilla desde hace un mes aproximadamente. El medio centro argentino jugó con algunas molestias en Valladolid y en el descanso informó de que ya no aguantaba más. El resultado es un pequeño desgarro miotendinoso en el muslo izquierdo que lo tendrá apartado del equipo entre dos y tres semanas. Es decir, que Duscher podría llegar algo justo para recibir al Valencia, el primero de los cuatro partidos de alto nivel que tiene el Sevilla entre finales de noviembre y diciembre. Sucede además que Squillaci, en un mal giro, sufrió una dolencia lumbar en Valladolid que hace que sea duda para viajar mañana a Lieja. Su evolución dictará si está disponible.

La apretura del calendario y la plaga de lesiones está mermando al Sevilla y además está impidiendo la adecuada rotación de jugadores tocados, con carga de partidos o molestias. El primero en romperse fue Mosquera, el 5 de octubre. Y luego cayeron en cascada Diego Capel, entrenándose con la selección española, y Kanoute, Dragutinovic y Chevantón con sus selecciones durante el puente del día del Pilar. Más tarde le llegó el turno a Acosta, que se lastimó el tobillo ante el Stuttgart. Posteriormente, Adriano, Maresca y Duscher han sufrido molestias de distinto signo. La dificultad para dar descanso a los titulares en un periodo de partidos intersemanales va dejando víctimas por el camino y la última ha sido Duscher.

El medio sevillista, que se había definido como una de las piezas clave del equipo en el arranque liguero, tendrá reposo obligado y se perderá al menos las dos próximas citas ligueras y la vuelta copera ante la Ponferradina.

La nota positiva la aportan dos hombres con vitola de titularidad que están en la fase final de su recuperación. Diego Capel, que comenzó a ejercitarse con el grupo la pasada semana, ya realizó ayer fútbol con normalidad. El almeriense, que hubo de abandonar la concentración de la selección española con una rotura de aductor el 7 de octubre, ha ido cumpliendo los plazos y, como estaba previsto, podría volver a jugar ante el Standard de Lieja, aunque está algo falto de ritmo. Y Kanoute también ha ido certificando los tiempos marcados para su puesta a punto tras sufrir un desgarro en el sóleo jugando con Malí el 11 de octubre.

El delantero de origen francés comenzó a tocar balón suavemente ayer junto a su compañero de fatigas, el recuperador Sergio Domínguez. Esta semana está previsto que se incorpore al grupo, algo que ya ha hecho Mosquera tras un largo periodo de baja por un esguince de tobillo. Dragutinovic, en cambio, no tiene plazo fijado para volver, al igual que Chevantón y Acosta. Los dos atacantes han intentado unirse a sus compañeros sin éxito y realizan dobles sesiones de estabilización y fisioterapia. Y el Comité de Competición podría castigar hoy a Luis Fabiano por su expulsión en Valladolid. De confirmarse la sanción, Manolo Jiménez no tendría ningún delantero sano para recibir al Recreativo.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios