Eliminatoria resuelta

  • El Villarreal se impone a domicilio al NAC Breda en un intenso duelo que quedó sentenciado con el gol de Llorente en el 92

El Villarreal dejó casi sentenciada su eliminatoria para jugar la Liga Europa tras derrotar al NAC Breda en un intenso duelo.

La primera parte estuvo marcada en el primer cuarto de hora por la incesante lluvia, que hizo que el Villarreal no se encontrase cómodo en el terreno de juego. Ello supuso que el equipo de Valverde jugara a ráfagas y que los locales aprovecharan los errores en la entrega para crear peligro a la contra y a balón parado, con un fútbol más físico y directo.

A pesar de no estar cómodos, fueron los castellonenses los que se adelantaron, al cuarto de hora, gracias a una rápida jugada de Nilmar y Rossi, que supo definir muy bien el italiano desde la frontal del área con un certero disparo. Un gol que pudo darle la tranquilidad al Villarreal, de no ser que en la siguiente jugada llegara el empate de Loran. Este tanto rompió el partido y ninguno de los dos equipos logró hacerse con la posesión del balón, lo que propició un intercambio de golpes en el que se contabilizaron dos ocasiones muy claras para el cuadro villarrealense, a disparos de Senna y Cazorla, por uno de Schilder que puso en peligro a Diego López.

La segunda parte comenzó con un gol de listo, a los tres minutos, de Ibagaza, que sacó una falta cuando los locales colocaron la barrera sin que el jugador argentino la hubiera pedido. El gol tranquilizó los ánimos y mantuvo una tregua en las hostilidades.

Así fueron transcurriendo los minutos hasta los instantes finales donde sólo lo ajustado del resultado puso la emoción. Sin embargo, Llorente aprovechó un contragolpe de su equipo para ajustar un balón con la cabeza cerca del palo derecho de la portería del Ten Rowelaar, lo que sentenció el encuentro y casi la eliminatoria.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios