España afronta su desafío más grande

La selección española inicia hoy el desafío más grande de la historia de la Eurocopa, pues tiene ante sí la posibilidad de ganar tres torneos continentales consecutivos y de convertirse en el equipo con más títulos de la competición, cuatro, en las 15 ediciones celebradas.

"Venimos con el desafío de ganar una tercera final consecutiva y es algo extraordinario que nadie ha conseguido nunca. Hay rivales muy duros que vienen ganando títulos importantes. Esta responsabilidad es este año más difícil, porque hay que pasar una ronda más", dijo Vicente del Bosque tras el sorteo del torneo.

Nadie ha ganado tantos campeonatos de Europa hasta ahora. La selección española levantó el título en 1964, 2008 y 2012. Alemania, con quien comparte el primer puesto del palmarés, en 1972, 1980 y 1996.

La siguiente es Francia, con dos (1984 y 2000). Después aparecen otras seis selecciones, todas con una. Es el caso de Checoslovaquia, Dinamarca, Grecia, Italia, Holanda y Rusia, ésta última como Unión Soviética.

Ninguna ha logrado la preciada cuarta corona. Ni Alemania, que estuvo a las puertas de hacerlo entre 1972 y 1976 -ganó en la primera y perdió la final en la segunda-, ni la Unión Soviética en el tramo entre 1960 y 1964. España está ante la ocasión de enlazar tres títulos, una marca inimaginable para cualquier selección en la cita europea.

También para cualquier futbolista. Ahora tienen la ocasión cinco españoles: Casillas, Sergio Ramos, Iniesta, David Silva y Cesc, todos ellos integrantes del grupo que ganó en 2008 a las órdenes de Luis Aragonés y en 2012 con Vicente del Bosque, quien igualmente tiene la oportunidad ser campeón de Europa dos veces.

La selección persigue el único objetivo válido para un conjunto que ya ha hecho historia, pero que ansía más y que tiene al alcance un récord más: el de las 14 victorias consecutivas entre la ronda de clasificación y la fase final de una Eurocopa que consiguió la Alemania de Joachim Löw en 2012, antes de perder en las semifinales contra Italia, a la postre subcampeona.

La selección española, de momento, suma ocho triunfos seguidos en la fase de clasificación. Desde su derrota del 9 de octubre de 2014 contra Eslovaquia en Zilina (2-1), en la segunda jornada de la ronda previa, ha ganado sus ocho encuentros de competición oficial y sin recibir ningún gol. Necesita seis más, lo que implica ganar sus tres choques de la primera fase, más el de octavos, el de cuartos y el de semifinales para igualar esa marca. Superarla pasa por ser campeón en Francia 2016.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios