España, en busca de los cuartos

  • Serbia será un duro examen en el inicio de un grupo en el que todos los equipos pueden alcanzar la siguiente ronda

La selección española masculina de balonmano buscará hoy (17:15) comenzar con una necesaria victoria su andadura en el torneo de los Juegos Olímpicos de Londres ante la potente Serbia, actual subcampeona de Europa y frente a la que espera dar el primer paso hacia los cuartos de final.

La dureza del grupo de España, sobre todo en su inicio, con el ogro Dinamarca, actual campeona continental y subcampeona del mundo, como segundo encuentro, hace que los de Valero Rivero sepan que este debut vale su peso en oro y que el hecho de ganar daría algo de tranquilidad y no provocaría afrontar a los daneses con más urgencias de las necesarias.

El seleccionador nacional ya ha advertido que el pase a los cuartos estará caro y que los seis componentes del grupo (Corea, Hungría, con Laszlo Nagy, y Croacia lo completan) pueden estar fácilmente en esa ronda. Además, ha puesto énfasis en lo necesario de ganar el primer choque y, en caso de clasificarse, no hacerlo como cuartos, lo que podría provocar un posible cruce con Francia.

El combinado nacional, de todos modos, acude motivado e ilusionado. Su paulatino crecimiento de la mano del técnico aragonés, sobre todo en el aspecto defensivo, y el hecho de haber sido el único, junto a Dinamarca, en haber alcanzado al menos las semifinales de los dos últimos grandes torneos, el Mundial de Suecia y el Europeo de Serbia, les hace ser optimistas. Los amistosos últimos ante Islandia y Francia han dejado buen sabor de boca, pese a la derrota ante los franceses.

Además, el actual bronce olímpico y mundial tiene el recuerdo de la victoria lograda ante los serbios en el Preolímpico de Alicante, en un partido duro y complicado, y que dejó claro que los de Vukovic son un rival difícil y que su plata europea de enero, pese a contar con el factor del público a favor, tampoco fue todo por ser el anfitrión. Los de Rivera ganaron por 30-27, pero no fue hasta el final cuando acabaron con la resistencia serbia.

España espera que su 6-0 vuelve a funcionar y sea desde donde puede armar su contragolpe, pero Serbia también tiene argumentos defensivos para complicar la vida a los españoles, con menos poder desde fuera. Por ello, la dirección de Dani Sarmiento, y la labor de Cañellas, Gurbindo, Raúl Entrerríos y Aguirrezabalaga se presenta también clave.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios