España, excluida del Europeo 2017

  • El conflicto entre FIBA Europa y la Euroliga origina la sanción Otros ocho países recibieron el castigo

España fue sancionada junto a otros ocho países con la exclusión del Europeo de 2017 por un conflicto entre la franquicia europea de la FIBA y la competición más potente del continente, la Euroliga. La situación podría agravarse la próxima semana si la junta directiva de Federación Internacional de Baloncesto (FIBA World) decidiera extender la suspensión a los Juegos Olímpicos de Río 2016 o a los torneos de clasificación olímpica.

Además de España, que es actualmente la máxima potencia del baloncesto europeo, también fueron suspendidas Rusia, Serbia, Bosnia-Herzegovina, Croacia, Macedonia, Montenegro y Eslovenia de las competiciones continentales de selecciones masculinas, aseguró ayer la confederación europea de baloncesto. Además, hay otras seis federaciones amenazadas con el mismo castigo, según una carta enviada el viernes a los organismos nacionales por FIBA Europa. En la misiva se advierte a las federaciones de "la pérdida automática del derecho a participar en las competiciones de selecciones nacionales masculinas organizadas por FIBA Europa" por la colaboración con la Euroliga.

La medida es una escalada más en el conflicto de FIBA Europa con la Euroliga, torneo que reúne a los mejores equipos europeos. Las federaciones fueron sancionadas porque los clubes de sus respectivos países comprometieron ya su participación en la Eurocup, una competición de segundo nivel que será organizada por la Euroliga.

Los países amenazados son Italia, Turquía, Israel, Grecia, Lituania y Polonia, pues sus clubes anunciaron también públicamente su intención de adherirse. La situación es compleja, ya que Italia es sede de uno de los torneos de clasificación olímpica, mientras que Turquía e Israel son dos de las cuatro naciones sedes del Europeo de 2017.

El torneo de la Eurocup será organizado por la Euroliga, competición con la que FIBA Europa se encuentra desde hace tiempo en conflicto por el dominio del baloncesto de clubes en la zona. La franquicia europea de la federación internacional pretende poner en marcha desde la próxima temporada por primera vez una Liga de Campeones.

Las federaciones suspendidas tienen hasta el miércoles para presentar alegaciones. El próximo fin de semana se celebrará la reunión de FIBA World, donde se decidirá sobre la participación de los equipos suspendidos en los Juegos de Río o los preolímpicos.

España es la nación más potente del baloncesto europeo en la actualidad, con jugadores de la talla de Pau y Marc Gasol, Rudy Fernández o Ricky Rubio. Además de ser la actual campeona continental, ha sido subcampeona olímpica en 2008 y 2012 y campeona mundial en 2006.

La FEB cree ser una víctima colateral del conflicto entre FIBA Europa y Euroliga, ya que las relaciones con la competición continental las lleva en realidad la liga profesional, la ACB. "La negociación de ACB es independiente", aseguró un portavoz de la FEB. "Las federaciones nacionales nos limitamos a inscribir a los clubes en los campeonatos internacionales. Pero no decidimos qué clubes. Inscribimos los que nos dice la ACB".

Como parte del conflicto, FIBA Europa presentó una queja ante la Comisión Europea, en respuesta a una reclamación similar de la Euroliga.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios