España mete diez embarcaciones en la final

La selección española de piragüismo cerró la segunda jornada de los Campeonatos del Mundo 2009 con diez embarcaciones clasificadas para las finales de 500 y 1.000 metros, entre las que estará el K-2 campeón olímpico de Saúl Craviotto y Carlos Pérez Rial.

Los cuatro barcos que obtuvieron el pase a la final en la distancia del kilómetro son el C-1 del subcampeón olímpico David Cal, el K-1 de Javier Hernanz y los K-2 de Emilio Merchán y Diego Cosgaya y de Isabel García y Laura Pedruelo.

En 500 metros, a la clasificación directa lograda el día anterior por el K-4 de Beatriz Manchón, Jana Smidakova, Sonia Molanes y Teresa Portela, se sumaron el K-1 de Fran Llera, el C-1 de David Cal, el K-1 de Portela y los K-2 de Craviotto y Pérez Rial y de Bea Manchón y Smidakova.

Los vigentes campeones olímpicos lucirán su potencial en la final de K-2 500 tras superar ayer con éxito una semifinal de sobresaltos. El primero se lo llevaron el leridano Saúl Craviotto y el gallego Carlos Pérez Rial en la salida cuando la proa de su embarcación rebotó hacia atrás en el cepo de salida y les hizo perder las dos primeras paladas.

La contundencia y la confianza de los españoles les llevó a apurar en el arranque para remontar esa desventaja, que ya habían neutralizado al paso por los cien primeros metros, que rebasaron liderando una regata que comandaron hasta la parte final, en la que sufrieron un segundo susto cuando se percataron de que a falta de unos 10 metros estaban a punto de ser rebasados; una alarma que pareció acelerar a una embarcación que entró en meta como una ráfaga.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios