Italia-España

"Que España sea España"

  • Del Bosque espera que la selección muestre su mejor cara ante un rival "muy diferente al de la final de 2012". Le preocupa el sistema de tres centrales del rival, con el que lo pasa mal.

 Para Vicente del Bosque "lo más importante" es que su equipo sea él mismo, que "España sea España" en el partido de octavos de final contra Italia, un rival diferente al que ganaron en la final de 2012, con el que hay que tener "cuidado", pero también "talento" para superarlo. 

"Hemos tenido una fiabilidad grande, es cierto, pero sabemos que lo anterior que haces no vale para cada partido que vas a jugar. Lo más importante es que seamos nosotros, aunque vayamos a tener un cierto cuidado con ellos. Es un encuentro abierto, muy difícil, muy duro, muy exigente para los dos, y vamos a ver quién gana. Ojalá podamos continuar en la Eurocopa" señaló el técnico, preocupado por una Italia que se ha mostrado muy competitiva como bloque. "Vamos a estar un poco pendientes de su organización de juego, pero también nos gustaría intentar llevar la iniciativa", insistió sobre esa idea en varias ocasiones, aunque "con el debido respeto" a un rival "potente, muy fuerte, equiparable" a España para un partido con el "mismo porcentaje de posibilidades" para cada uno. 

"No hay grandes diferencias, a priori. Luego, el terreno de juego dictará quién es mejor. Ellos tienen una forma de juego muy singular, especial, que la llevan a cabo con toda la efectividad y no podemos obviar eso, porque es un asunto transcendente. Debemos tener cuidado y orden, pero también talento para superarlos", remarcó Del Bosque. 

"Sabemos que nos vamos a enfrentar a un equipo muy sólido, que domina la parte defensiva en su propio área, pero que también tiene mucho peligro adelante. Es capaz de mandar en las dos áreas y vamos a tratar de que todo el equipo haga las cosas bien para contrarrestar su fútbol y al mismo tiempo hacerle daño", explicó el seleccionador. Y es que enfrente estará un conjunto que dispondrá a tres centrales, un sistema que crea problemas en los últimos tiempos a España. "Hemos dado los toques necesarios para que todo el mundo esté atento y sepa lo que tiene que hacer", insistió sobre esa cuestión.

"En el último enfrentamiento en Udine (1-1 en un amistoso el pasado mes de marzo) ya jugaron así. Siempre hemos tenido algunos problemas de acoplamiento contra sistemas parecidos, pero espero que en este partido estemos a nuestra altura y que no sólo nos preocupemos de ellos, sino que ellos se preocupen de nosotros", añadió. 

En la final de la Eurocopa 2012, España se impuso a Italia por 4-0. "El partido tuvo también unos condicionantes importantes, sobre todo en relación a Italia, que llegó un poco mermada en su potencial físico con varias lesiones. No fue la Italia verdadera, la Italia de ahora mismo", avisó el preparador español. 

Por otra parte, Del Bosque también destacó la evolución de Morata en las dos últimas temporadas en la Juventus: "No sé si todavía, pero ha estado en una etapa de formación que le ha venido muy bien. Se ha curtido y está a un gran nivel. Tiene que alcanzar esa regularidad que deben tener los grandes jugadores; sólo eso. Detalles", insistió el salmantino, que añadió: "Lo que aporta a nuestro equipo es importante y confiamos mucho en él".

Preguntado por Portugal, ganadora en octavos de final ante Croacia y el rival que le hubiera tocado a España si hubiera terminado como primera de grupo, destacó: "A priori, antes de los partidos todos los comentarios son válidos. Son opiniones, nada más. Pero luego la realidad es otra. Sabemos cómo está de equilibrado el fútbol. Salvo Alemania, que ha ganado con cierta autoridad, los demás estamos viendo que todos los resultados son muy escasos y hay pocas diferencias", finalizó.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios