Esperanzas y susto para Alonso

  • El piloto español fue el más rápido en la sesión de la mañana, pero, al poco de iniciarse la vespertina, rompió el motor · Renault espera estar entre el quinto y el séptimo lugar para el próximo gran premio

El piloto asturiano Fernando Alonso (Renault) obtuvo un gran tiempo en la tercera jornada de entrenamientos libre en Montmeló, aunque su labor se vio frenada a poco de comenzar la sesión vespertina al romper el motor, lo que le impidió rodar durante un buen rato.

A pesar de los buenos tiempos de Alonso, el piloto español está aún lejos de disponer de la mejor versión de su coche para ser igual de competitivo que McLaren o Ferrari, porque en la jornada de ayer el Renault fue veloz cuando la escudería francesa realizó la mejor combinación en el monoplaza: las ruedas lisas que está experimentando Bridgestone para el 2009 y la aerodinámica que se aplica este año en los vehículos.

De esta forma, igual que el brasileño Felipe Massa (Ferrari) rebajó el tiempo a 1:18.339 el lunes, con las mismas prestaciones en las ruedas, Alonso lo dejó en 1:18.438 antes de concluir la serie de la mañana, mucho más productiva que por la tarde, ya que a la hora y media su coche se quedó clavado entre las curvas 9 y 10 del Circuito de Cataluña.

La conclusión más efectiva de estas tres jornadas de ensayos en Barcelona, a falta de la jornada de hoy, es que todos los equipos saben a ciencia cierta la mejora que han experimentado respecto a sí mismos, pero con muchas dudas de si han evolucionado con respecto a los rivales.

Prueba de ello es que Alonso le sacó 2.108 a Lewis Hamilton (McLaren), cuando en realidad el coche británico es mucho más rápido que el francés. De hecho, Hamilton obtuvo un mejor registro de 1:20.571 pero lo hizo con las ruedas normales y no utilizó las lisas, que sí montaron los seis primeros clasificados.

Incluso Alonso fue más rápido que el siete veces campeón del mundo Michael Schumacher (Ferrari), que efectuó un mejor tiempo de 1:19.323, a 0.840 del asturiano. La actuación del astro alemán al volante concluye con la jornada de ayer, ya que, después de que Felipe Massa probase el Ferrari el lunes y el martes, hoy pilotará el monoplaza italiano el finlandés Kimi Raikkonen.

Los tiempos de Alonso, por tanto, son poco fiables de cara al gran premio de F1 que se celebrará en el mismo escenario próximo día 27, el cuarto de la temporada, aunque en la escudería francesa más que preocupación existe cierto alivio, porque las pruebas de Barcelona, respecto a la aerodinámica de los monoplaza, podrían haber resultado muy favorables.

En el circuito catalán se ha hablado estos días de que las mejoras que puede experimentar el coche de Alonso le podrían catapultar de la décima plaza a los lugares entre el quinto y séptimo en el gran premio que se correrá en Barcelona.

Una de las notas negativas de la jornada fue el accidente que sufrió el francés Sebastien Bourdais, al chocar violentamente el lateral de su vehículo contra un muro de protección, lo que llevó a la escudería Toro Rosso a abandonar las jornadas de entrenamientos libre de Barcelona. De hecho, Toro Rosso estrenó coche en Barcelona y la sesión de entrenamientos no pudo ir peor. De esta forma Sebastian Vettel no pilotará hoy el coche en la última sesión, por cómo quedó de dañado.

Además del accidente de Bourdaris, en otras dos ocasiones se tuvo parar la carrera por bandera roja. En una de ellas fue la rotura de motor de Fernando Alonso. No obstante, después volvió a la pista. La tercera bandera roja ha sido por otro accidente, el del polaco Robert Kubica (BMW).

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios