Eto'o hace al Barça más Barça

  • El camerunés volvió a su mejor versión en Mestalla para rescatar al equipo de su confusión como visitante · Sin Ronaldinho para tirar del carro y Messi lesionado, el 'nueve' toma los galones para atacar... y defender

Ronaldinho es Ronaldinho, y en condiciones normales debe ser el jugador más decisivo del momento. O, al menos, le puede discutir a su compatriota Kaká ese estatus. Messi va camino de tomar el relevo de estas estrellas brasileñas para llegar a ser el número uno del mundo y dar un paso más en su intento de emular a Maradona. Pero, aunque Ronaldinho jure en arameo por calentar banquillo en Mestalla y Messi permanezca en la enfermería un mes, el hombre que más hace mejorar al Barça estará el domingo próximo ante el Real Madrid. Samuel Eto'o volvió, y ésa es la mejor noticia posible para Frank Rijkaard, por mucho que en el barcelonismo, Laporta incluido, reine cierta depresión por la ausencia de Messi en el gran clásico del fútbol español.

Eto'o es el delantero total, como se encargó de recordar ante el Stuttgart en Champions y, sobre todo, ante el convaleciente Valencia. Tres partidos -reapareció ante el Deportivo-, tres goles y un puñado de jugadas de delantero caro carísimo.

con él y sin él

Eto'o arribó al club azulgrana en la temporada 2004-05, y en dos temporadas y media -la mitad de la pasada se la perdió por su grave lesión- se ha entretenido en marcar 61 goles en 90 partidos de Liga. Cifras de crack absoluto. En la primera rozó el Pichichi con 24 dianas y el segundo lo logró con 26. Y en la pasada, hizo 11 goles en sólo 19 partidos. Si esta temporada el Barcelona no lo ha visto tan claro en los metros finales, sobre todo fuera de casa, ha sido por la ausencia de su nueve desde finales de agosto, cuando se lesionó de su pierna derecha ante el Inter en el Trofeo Joan Gamper.

Desde entonces, Ronaldinho no ejerce de líder, Henry estuvo irregular antes de lesionarse y Messi aún no influye como el africano en el juego colectivo. Mientras Eto'o estuvo convaleciente, el Barça sólo fue capaz de ganar fuera de casa donde casi todos lo hacen, en el feudo del Levante. Pero empató en Pamplona (0-0), Valladolid (1-1) y Montjuïc (1-1) y perdió en Villarreal (3-1) y Getafe (2-0). Se ha dejado 12 puntos de 18 posibles, bagaje que le hace ver la matrícula al Real Madrid.

El año pasado, cuando Eto'o se rompió el menisco en un partido de Champions en Bremen, fue distinto porque Ronaldinho tiró del carro. El camerunés ya había marcado cuatro goles en otras tantas jornadas de Liga, hasta ese grave percance en Alemania que le hizo perderse desde la quinta jornada hasta la vigésima. Tras cuatro meses y medio, el 4 de febrero, reapareció para jugar seis minutitos ante Osasuna. En esas 16 jornadas con Eto'o ausente, el Barça se agarró a los goles de Ronaldinho, nada menos que 11, para sacar 32 puntos de 48 y permanecer como líder.

no es lo mismo

Pero en ese periodo sin Eto'o no apareció ese Barça tan redondo y poderoso que ganó las dos Ligas anteriores con la gorra. Era un Barça que sacaba los partidos por los arreones de sus jugadorazos, pero no daba disertaciones de campana a campana. De hecho, en la Champions acabó segundo de su grupo y cayó en octavos ante el Liverpool. En el batacazo europeo, el camerunés ya había regresado, pero con sobrepeso y fuera de forma. Rindió a bajo nivel durante media docena de partidos y en ese trayecto, con derrotas ante Valencia y Sevilla y empate agónico ante el Real Madrid en el Camp Nou, el Barça se dejó comer demasiado terreno por su gran rival blanco. Al final, terminaría pagando la factura con la pérdida del título de Liga.

Esta temporada, Eto'o ha vuelto mucho antes y parece dispuesto a que no vuelva a suceder lo mismo. Su orgullo de campeón, su físico de atleta y su fútbol por toda la línea de ataque ya están al servicio de Rijkaard. Sus propios compañeros destacan que es el primer defensor, pocos presionan como él la salida del balón del rival desde atrás. Además, hace jugar a los que se incorporan de atrás (Xavi, Iniesta, Deco) y a los que parten de las bandas (Messi, Ronaldinho, Henry). Con él, el Barça es mucho más Barça.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios