Excusas que no servían

Comentarios 0

Triste y serio era el rostro de Héctor cúper tras finalizar el encuentro frente al Atlético de Madrid que dejaba al Betis a cuatro puntos de la salvación, y que le costaría horas más tarde su puesto como entrenador verdiblanco.

El tema principal que tuvo que afrontar en la rueda de prensa fue precisamente su opinión sobre la viabilidad de su continuidad: "Quiero reiterar que sigo teniendo confianza, esperanzas y ganas de trabajar". Sus palabras parecían ya anticipar lo que posteriormente se haría público, dejando de lado la actualidad más inmediata de lo que había acontecido sobre el césped.

El rostro de circunstancias del técnico argentino contrastaba con sus comentarios en forma de justificaciones sobre la derrota bética: "Hay que tener en cuenta que enfrente había un equipo de Liga de Campeones". Tras perder ante el Atlético, la figura de Cúper al frente del equipo quedaba envuelta en un mar de dudas que luego se transformaría en su marcha del club verdiblanco. Él, eso sí, parecía convencido de estar capacitado para sacar al equipo del pozo en el que se encuentra ahora: "He visto equipos que estaban prácticamente descendidos e hicieron una remontada extraordinaria para terminar saliendo de esa situación".

Optimismo valiente el de Cúper, que, sin embargo, más tarde se daría cuenta de que él no sería el encargado de hacer realidad esas predicciones sobre la salvación del Betis. Sobre sus cambios en el campo comentó: "No se trata de hacer cambios por hacerlos". Más tarde, sería él el elegido para dejar paso a otro.

más noticias de DEPORTES Ir a la sección Deportes »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios