Expectación por parte de las dos aficiones

Pese a la derrota de España en el partido de dobles disputado entre David Nalbandian y Eduardo Schwank frente a Feliciano López y Fernando Verdasco, el ambiente no decayó en esta segunda jornada de la final de la Copa Davis. Desde las gradas, no cesaron las muestras de apoyo por parte de las aficiones española y argentina, convirtiéndolas en una marea albiceleste y rojigualda.

De nuevo el rey Juan Carlos presidió el palco, en esta ocasión, acompañado de su hijo Felipe, príncipe de Asturias, que siguió con interés el partido. Junto a ellos, se encontraban, entre otros, el alcalde de Sevilla, Juan Ignacio Zoido; el presidente de la Junta de Andalucía, José Antonio Griñán; Ramón Jáuregui, ministro de la Presidencia; el presidente de la Federación Española de Tenis, José Luis Escañuela, y el presidente del PP andaluz, Javier Arenas. La duquesa de Alba, acompañada de su marido, Alfonso Díez, presenció hasta el final el partido de dobles.

Se prevé que hoy, con la expectación que genera una final aún abierta, el público del Estadio de la Cartuja convierta la jornada en una fiesta memorable.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios