Feghouli, para la banda derecha

  • El Sevilla maneja la opción del extremo francés de origen argelino, que queda libre tras su etapa en Valencia. Emery lo dirigió una temporada y media.

La normalidad vuelve a instalarse en el Sevilla. Con Monchi ya centrado en su labor profesional al cien por cien, después de su petición de dejar el cargo por fatiga, en el club hay hiperactividad, en muy diversos frentes. La planificación retoma su curso natural y en ésta hay que anotar un nombre que ya sonó y que cobra fuerza como opción más que viable. Se trata de Sofiane Feghouli (Levallois-Perret, Francia, 26-12-89), que llegaría para cubrir el hueco en la banda derecha con ese rol que Unai Emery venía reclamando desde la marcha de Aleix Vidal, un futbolista de recorrido, potencia, desborde y buen centro en carrera. Precisamente Emery es el mejor aval del extremo francés de origen magrebí, internacional por Argelia. El entrenador sevillista ya lo tuvo en el Valencia, de donde lo cedió al Almería durante media temporada antes de recuperarlo en su mejor campaña en España.

La opción coge fuerza para el Sevilla no sólo por ese aval de Emery, sino porque Feghouli decidió la pasada temporada dar por zanjada su larga etapa en Mestalla, se negó a renovar su contrato y esto le acarreó algún problema de confianza con los técnicos valencianistas. De hecho, ha sido su campaña menos prolífica desde que está en la Liga, pues sólo ha actuado en 21 partidos ligueros, con apenas un gol anotado y dos asistencias, si bien ha alcanzado los 33 encuentros oficiales, sumando los 7 de Champions (dos de previa), 3 de Liga Europa y 2 de Copa. Aun así, está lejos de su mejor nivel, precisamente con Emery. La última temporada del técnico sevillista en Valencia fue la 11-12, precisamente en la que el franco-argelino llegó a su tope de partidos oficiales disputados, con 49 entre Liga, Liga Europa y Copa de Rey, haciendo seis goles en 30 partidos de Liga. Posteriormente, en la 13-14, jugó 45 partidos oficiales (7 goles), 32 de Liga con 4 tantos, y 10 de Liga Europa, con 3 tantos. Ésa fue, ya sin Emery, que completó aquel curso entre Moscú y Sevilla, la segunda mejor campaña de un Feghouli al que el desencuentro con los dirigentes del Valencia le ha una abierto la puerta de salida que quieren aprovechar en Nervión. Desde que llegó a España en julio de 2010, ha tenido una media de seis o siete goles por campaña, salvo en la segunda, en la que fue cedido en enero al Almería después de una primera vuelta marcada por las lesiones musculares, y ha sido protagonista en la mejor etapa del Valencia en los últimos años, antes de los vaivenes institucionales de la entidad ché. De hecho, fue de los futbolistas más activos en aquella épica semifinal entre Valencia y Sevilla en Mestalla, resuelta con el gol de Mbia en el alargue.

Como agente libre, Feghouli tiene donde elegir destino, pese a que ha concluido una temporada con un rendimiento menor a las anteriores en España. Y ése puede ser el principal escollo que se está encontrando el Sevilla. Algunas informaciones apuntan a que el franco-argelino, en una edad ideal para relanzar su prometedora carrera, 26 años, está pidiendo una prima de fichaje de hasta 4 millones de euros. La intención del Sevilla, gracias a la labor mediadora de Emery, es rebajar su elevada pretensión, prorratear en un contrato de varios años esa prima y convencerlo para que se decante por la opción nervionense. Evidentemente, el tirón del Sevilla en estos momentos, como pentacampeón de la Liga Europa y en Champions, es grande y es otra baza a favor para que Feghouli termine recalando en Nervión.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios