Fernández-Castaño, a la expectativa

  • El madrileño demuestra en El Saler que mantiene la buena inercia tras jugar junto a Tiger en Augusta

Con la inercia escondida en su bolsa tras codearse con Tiger Woods incluso en el Masters de Augusta, el madrileño Gonzalo Fernández-Castaño rozó el liderato, aunque concluyó cuarto a un golpe de la cabeza, en El Parador de El Saler tras la primera ronda del Abierto de España de golf.

Castaño, el segundo mejor golfista nacional del ranking mundial (número 31) tras Sergio García (13), llegó a sentirse incluso cómodo jugando tantas horas con Tiger, en un sábado comprometido en Augusta por la polémica sanción del mejor jugador del planeta. De todo ese episodio, sumado al partido que ambos compartieron tres semanas antes en la tercera ronda de Bay Hill, Fernández-Castaño parece que ha conservado dosis de swing suficientes y un nuevo putter de 96 centímetros sin anclar (es como un belly-putter) para colocarse entre los mejores del torneo en Valencia.

El Saler es una obra de arte hecha campo de golf "que habría que conservar como un Goya o un Picasso" según Fernández-Castaño. Pero el recorrido pegado a La Albufera ha sorprendido y no por su belleza al pelotón de jugadores del Tour, incluido al castellonense García, quien acostumbra a practicar en sus impecables calles.

Sólo el chileno Felipe Aguilar, el francés Gary Stal y el danés Morten Madsen entendieron de inicio y mejor que nadie el trabajo a completar. El trío domina las acciones con sus 68 golpes (-4), uno menos que Fernández-Castaño.Sergio García firmó el par del campo (72). Tampoco El Saler fue "amable" con los dos últimos campeones del Abierto de España, el italiano Francesco Molinari (75 golpes) y el gaditano Álvaro Quirós (76).

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios