Fiebre por una entrada

Después del 2-0 al Valencia en la ida de las semifinales, un nutrido grupo de sevillistas se agolpó en las taquillas del estadio y pasó la noche en la calle para la adquisición de las entradas para el partido de vuelta. En pocas horas, a la mañana siguiente, se vendieron las entradas disponibles, las 2.300 que el Valencia envió al Sevilla para vender en el Pizjuán.

Ya a partir de que acabara el partido en Mestalla hay fiebre por una entrada. El consejo de administración, encabezado por su presidente, José Castro, explicará hoy los criterios a seguir por el club para el reparto de las localidades a las que el Sevilla tendrá acceso para la final en Turín. En una rueda de prensa convocada para las 13:30, el club explicará de cuántas entradas va a disponer y cuál será el proceso que tendrá que seguir el sevillismo, así como los requisitos (antigüedad, etcétera) para poder acceder a ellas. Según las primeras informaciones, la UEFA (aparte de las ventas por internet y las que se queda la organización) repartirá unas 8.700 entradas por club, aunque nada es seguro y la afición está exigiendo al consejo esfuerzos para que disponga de más localidades. El Juventus Stadium dispone de un aforo pequeño: apenas 41.000 espectadores.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios