Fría respuesta de Nervión a la decisión del dirigente

  • Del Nido fue aplaudido cuando apareció en el palco, pero no de forma generalizada.

Comentarios 20

"Una imagen vale más que mil palabras, le espero a usted en el estadio a las diez de la noche". Con esta frase concluyó José María del Nido la comparecencia con la que anunció que seguirá como presidente del Sevilla. Fue la respuesta a una pregunta de un periodista con la que finalizó la rueda de prensa. El dirigente esperaba calor humano de los más fieles sevillistas, esos mismos que desafiaron el frío, el horario y el poco atractivo de una vuelta copera que sólo tenía como enganche la incertidumbre del 0-1 de la ida ante el San Roque. Y la respuesta fue fría, como la noche, aunque es cierto que el dirigente fue aplaudido por un buen sector.

Ya atronaban los sones del himno del centenario por megafonía cuando Del Nido apareció en el palco y entonces fue cuando sonaron los aplausos de los abonados de Preferencia, vueltos hacia la figura del dirigente. Pero no fue un plebiscito generalizado. Muchos otros se dedicaban a mostrar sus bufandas, dirigidos hacia el césped, mientras se dejaban llevar por la cantinela del himno. Otros, simplemente, se volvieron hacia el palco por curiosidad, pero sin expresar ninguna opinión. No hubo pitos, ni una mínima contestación. Pero tampoco un baño de masas como esperaba Del Nido. En Gol Norte, eso sí, se exhibió esta pancarta: "Estamos contigo, presidente". La procesión va por dentro en muchos sevillistas, que viven en un sinvivir desde que se conoció la sentencia.

Esa misma inquietud se puso de manifiesto en el partido, aunque influida por la negativa imagen del Sevilla durante buena parte del mismo. Poco más allá de la media hora de juego sonaron pitos desde buena parte de la grada, con una afluencia escasa y pareja a la entidad del encuentro y el horario. En Gol Norte arreciaron los cánticos. División de opiniones, pero sobre la respuesta del equipo, no sobre la decisión del presidente sevillista. Los pitos se repitirían cuando el equipo se retiró al descanso. Inquietaban los acercamientos del San Roque hasta que la entrada de Kanoute solventó.

El aficionado medio no quiere entender de sentencias. Se pronuncia de fútbol. De la condena, puertas adentro, sí hay división de opiniones. Pero Del Nido les ha dado mucho a los sevillistas para que, por ahora, obtenga una respuesta pública negativa a su decisión.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios