el derbi sevillano · informe del betis

Fútbol a toda velocidad

  • Con dos extremos y dos delanteros definidos, Mel ha radicalizado su apuesta por el contragolpe. La irrupción de Amaya ha otorgado solidez.

Tras unas dudas en las jornadas iniciales, el Betis de Pepe Mel encontró un patrón de juego en su apuesta por la velocidad, una propuesta que se ha radicalizado con la mejoría de Campbell, que se ha ganado a pulso su condición de indiscutible, y, sobre todo, la incorporación de Pabón en el mercado invernal, un delantero que ha encajado a la perfección en el esquema bético.

Tras el varapalo del derbi de la primer vuelta, la duda ahora reside en cómo lo afrontará el joven equipo verdiblanco como local. Mel pretende evitar que una excesiva tensión agarrote al Betis, que quizá carece de esa figura experta dentro del campo para este tipo de partidos, un perfil que sí reunieron Iriney o Santa Cruz en el pasado. Eso sí, jugadores como Beñat, Adrián o Cañas ya acumulan suficientes encuentros en Primera como para convertir la presión en un factor positivo.

El 4-3-3 con el que el Betis comenzó la temporada, y con el que se presentó en el derbi de Nervión, donde la sorpresa fue la inclusión de Rubén Pérez junto a Cañas, ha ido mutando hasta un 4-4-2 definido, con el que los de Mel pierden control del juego en el mediocampo, donde casi siempre juegan en inferioridad, a cambio de poseer un contragolpe mortífero.

Sin balón

La mejor versión bética aparece cuando el equipo junta las líneas para realizar una presión muy adelantada, algo que obliga a la defensa a tirar la línea con muchos metros a su espalda. Ahí adquiere relevancia la ausencia de Mario, que se siente más cómodo que Paulao en la anticipación. La irrupción de Amaya, titular desde la victoria ante el Real Madrid, justo después de la debacle en el derbi, ha otorgado solidez a la zaga.

En la portería, Adrián se ha asentado de manera definitiva, pese a que continúa sin renovar su contrato. Su peor noche sucedió en Nervión, por lo que buena parte de los focos se centrarán sobre su figura.

Con balón

Todas estas circunstancias desembocan en un fútbol menos elaborado, pero sí a toda velocidad. Beñat, con menos socios para tocar, lanza el juego buscando tanto a los extremos como a los delanteros. La alternativa aparece cuando Jorge Molina está sobre el césped y retrasa su posición para hacer de enlace con el centro del campo. Este Betis de Mel acumula menos posesión, pero genera ocasiones cuando menos se lo espera.

Lo mejor

La capacidad de generar peligro de la nada. El contragolpe bético se realiza a una altísima velocidad, lo que favorece la eficacia de los delanteros. El golpeo de Beñat a balón parado, tanto de forma directa como en la estrategia, es otro punto fuerte.

Lo peor

La falta de asociación en la media lo perjudica a la hora de llevar el control. En los laterales también tiene un punto débil ante extremos rápidos y en la estrategia en contra sufrió en Nervión.

El perfil

Pabón, un delantero fulgurante y con mucho gol. Dorlan Mauricio Pabón Ríos (24 de enero de 1988, Medellín) se ha convertido en el mejor refuerzo de invierno y sus cuatro goles están ayudando a que el Betis siga en su lucha por entrar en Europa. El colombiano no triunfó en el Parma, con una falta de adaptación al fútbol italiano, pero en el cuadro verdiblanco está sacando a relucir todas las virtudes que enseñó en el Atlético Nacional, con el que brilló en la Copa Libertadores 2012. Su incorporación al Betis, en principio, será efímera, después de que en enero llegase cedido del Parma, que días antes cerró su traspaso al Monterrey a partir del 30 de junio, aunque la dirección deportiva bética agotará las posibilidades para que continúe al menos una temporada más. Mel, con especial ojo para captar las virtudes de los jugadores de ataque, lo hizo debutar en el Vicente Calderón con apenas dos entrenamientos con el equipo, aunque en sus primeras apariciones partió desde la banda derecha, donde no alcanza el nivel que sí exhibe como delantero. Pabón siempre tiene la portería contraria en el punto de mira y a la mínima ocasión arma su tremendo disparo, sobre todo con su pierna derecha, aunque con el Betis sus cuatro goles han mostrado a un punta que sabe definir cuando se queda delante del portero. Memín, como lo conocen en su país, llega con ganas al derbi.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios