Gerry Armstrong, la pesadilla de España 82

  • El norirlandés condenó a España al cruce más difícil en su mundial.

Armstrong no viajó a la luna, ni toca la trompeta ni monta en bici, pero es un personaje popular en la isla, ya sea en Gran Bretaña, Irlanda del Norte o Mallorca.

El debut de Irlanda del Norte en trae al recuerdo al Armstrong norirlandés, de nombre Gerry, el delantero que condenó a la selección española al desastre con aquel gol en el Mundial de 1982 que envió al equipo de José Emilio Santamaría al cruce más complicado, frente a alemanes e ingleses.

El norirlandés militó en 15 clubes -incluidas cinco temporadas en el Tottenham- y prolongó su carrera hasta los 41 años, pero fue aquel gol en Mestalla, que entonces se llamaba estadio Luis Casanova, el que lo encumbró y, curiosamente, lo ligó a España.

Un año después fue fichado por el Mallorca. No triunfó, fue silbado en muchos campos donde se le culpó de la mala actuación de la selección española, y descendió con el Mallorca. En la siguiente temporada tampoco tuvo una actuación relevante en Segunda y abandonó el club bermellón para enrolarse en el West Bromwich.

Pero ya se había quedado prendado de las Islas Baleares y del fútbol español. Se convirtió en un reputado comentarista de la cadena Sky especializado en la Liga española, compró una vivienda en Mallorca y abrió un restaurante, el Gerry Peri's, especializado en esa salsa hecha a base de una guindilla muy picante (piri-piri) que reúne a la comunidad británica de la isla en torno al grill, la cerveza y, cómo no, el fútbol televisado.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios